En un año para el olvido, marcado por la crisis sanitaria del Covid-19 con una fuerte recesión económica y sin dinero en la calle, la inflación anual terminará siendo superior al 36% en Argentina. Esta situación hace pensar a la mayoría de los analistas que el 2021, producto de la reactivación de la actividad económica, registrará una inflación superior al 50%. Así lo refleja el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado por el Banco Central que es elaborado mediante una encuesta a las principales consultoras financieras del mercado. Por otro lado, para el tipo de cambio mayorista este informe ubica al precio del dólar en $126,45 pesos (sin impuesto PAIS ni Ganancias) para fin de año, lo que representaría una variación del 52,3% del dólar oficial.

Sin embargo, estas publicaciones suelen ser bastante medidas con sus pronósticos. Por ejemplo, otras entidades como JP Morgan estiman que el valor del dólar será superior a $145 para el mismo plazo, y el estudio Orlando Ferreres & Asociados incluso ve al dólar cercano a $161 al cierre del 2021, lo que representa una variación interanual del 74,7% y 94%, respectivamente.

Sea la versión más optimista del 50% o más pesimista del 94%, todo parece indicar que para proteger los ahorros en el próximo año hay que dolarizarse. Más teniendo en cuenta que hoy se consigue un precio más barato por la Bolsa que el que se vende por la ventanilla de los bancos.

Razón por la cual, los inversores comienzan a ver atractivo devuelta la operación de comprar dólares MEP a $140 (por debajo del dólar ahorro de $145) y venderlo en el mercado informal (dólar blue) en $159, conocida como “Rulo puré”.

¿Qué es el dólar MEP?

Es una simple operatoria ​que se realiza a través del mercado de capitales, por este motivo también se lo denomina “dólar bolsa”, aunque adquiere el nombre MEP por la vía que se utiliza (Mercado Electrónico de Pagos). Esta operación consiste en comprar un bono en pesos, el más utilizado actualmente es el bono AL30 y esperar 48 días hábiles (lo que se denomina “parking”) para vender este mismo bono en su especie en dólares, AL30D. Una vez realizada la venta ya se puede retirar los dólares a la cuenta bancaria y retirarlos por ventanilla. Eso sí, se recomienda previamente avisar al banco que se va a recibir una transferencia en dólares desde nuestra cuenta de inversión de modo tal de evitar algún tipo de bloqueo o rechazo producto de los controles implementados por el BCRA para las transferencias en dólares. 

Lo interesante que tiene esta operatoria es que, a diferencia del dólar ahorro, no hay límites en cantidad. Sin embargo, existe una única condición para el que desee adquirir dólares MEP, no pudo haber usado su cupo mensual de US$ 200 de dólar ahorro en los 90 días previos.

Pasos a seguir:

Abrir una cuenta de inversión (comitente) en una sociedad de bolsa. Este trámite actualmente es completamente online completando sus datos, con una foto del documento (DNI) y del rostro, lo cual no demora más de 5 minutos. A su vez, este tipo de cuentas, a diferencia de la mayoría de las bancarias, no tienen costos de apertura ni de mantenimiento como tampoco existen plazos de permanencia, uno puede darse de baja cuando lo desee simplemente enviando un e-mail.

Una vez que se tiene la cuenta de inversión. Se envía los pesos hacia el CBU de la Sociedad, los cuales suelen acreditarse en el mismo día y se procede a comprar el bono AL30. Para realizarlo existen dos maneras. La primera, utilizando la plataforma del bróker por cuenta propia. Es decir, se busca el bono AL30 en la sección de “cotizaciones” y se indica comprar la cantidad deseada, o también se puede enviar un e-mail a la Sociedad con la instrucción de comprar dicho bono.

Se esperan dos días hábiles y se procede a realizar la operación inversa. Buscamos en cotizaciones el bono AL30D (dólares) y se indica vender la misma cantidad que de bonos que uno haya comprado previamente o, por supuesto, también es posible instruirlo por e-mail.

Una vez acreditados los dólares en la cuenta comitente, se indica la transferencia hacia nuestra cuenta bancaria donde estarán disponibles para retirar en billetes físicos o, en tal caso de que se lo prefiera, seguramente también existen alternativas de inversión para trabajar esos dólares en la misma Sociedad de Bolsa donde se posee la cuenta para obtener una renta en dólares como, por ejemplo, Fondos Comunes de Inversión, Bonos Corporativos, etc.

 

(*) Sergio Morales - Fundador de InterFinance. Para abrir una cuenta escribir a info@interfinanzas.com.ar