La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó que las ventas minoristas pymes cayeron 21,9% anual en junio. De este modo, acumularon un descenso de 17,2% en el primer semestre del año. 

En la comparación mensual desestacionalizada, repuntaron 1,2%. CAME aclaró que “si bien los comercios están más aliviados por la mayor estabilidad en las listas que reciben, la dinámica de las ventas que no despuntan preocupa”.

“No hubo ningún rubro que haya escapado a la tendencia general. Impactó en la caída la cantidad de feriados que hubo en el mes, el del 17 de junio por la conmemoración del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, y el puente por el Día de la Bandera que generó un fin de semana largo de cuatro días”, detalló.

Por otro lado, “el Día del Padre ayudó a repuntar los productos vinculados a esa fecha, pero esto sólo se dio en los días previos. No hubo venta posterior, como habitualmente sucede”.

Los datos surgen del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la CAME, elaborado en base a un relevamiento mensual entre 1.276 comercios minoristas del país, realizado del 1 y 5 de julio.

“El 35% de los comercios consultados estuvieron reduciendo gastos operativos, mientras que otro 26,5% diversifica productos para suplir la falta de ventas”, afirmó. El mes pasado, “los siete rubros registraron caídas interanuales en sus ventas. Las mayores retracciones anuales se detectaron en Perfumerías (-42%) y Farmacias (-32,8%)”.

En particular, en Alimentos y bebidas, “las ventas bajaron 26,6% anual en junio, a precios constantes y acumulan una caída de 21,8% en el primer semestre del año frente al mismo período de 2023″.

En el caso de bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles, “las ventas bajaron 24,7% anual en junio, a precios constantes, y acumulan una caída de 17,8% en los primeros seis meses del año frente al mismo período de 2023″.