El Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y la Secretaria de Comercio, Paula Español, anunciaron esta tarde el acuerdo de precios que alcanzaron con los frigoríficos para vender una decena de cortes vacunos a un 30% menos.

Fuentes de las cadenas de supermercados habían anticipado la noticia a Data Clave, aunque se abstuvieron de brindar precisiones “hasta que no sepamos de qué se trata este acuerdo”.

El presidente Alberto Fernández fue el encargado de firmar el convenio esta tarde con las cámaras de frigoríficos, carnicerías y supermercados, para disminuir os precios de 10 de los principales cortes de carne vacuna, que se ofrecerán en más de 1600 bocas de expendio de todo el país.

"Valoro el esfuerzo que han hecho y más allá de que celebro que puedan exportar, les pido que cuiden el bolsillo de los argentinos",  les señaló el mandatario a los representantes del sector cárnico que estuvieron presentes en el encuentro que tuvo lugar en la Casa Rosada.

En tanto, los empresarios coincidieron en destacar “el diálogo constante y permanente en todos los temas con los funcionarios del Gobierno nacional para llegar a acuerdos y el carácter federal de este programa”.

Los precios estipulados estarán congelados hasta el 31 de marzo en una primera etapa y luego se revisarán periódicamente. Se comercializarán los fines de semana y los primeros tres miércoles de cada mes en supermercados y cadenas de carnicerías y todos los días en el Mercado Central de Buenos Aires. Además, se calcula un volumen inicial de entre 5.500 y 6.000 toneladas mensuales.

Podrán comprarse en las grandes cadenas de supermercados como Coto, Jumbo, Vea, Disco, Carrefour, Walmart, La Anónima, Día, Libertad y Carnicerías Friar, entre otros.

De la reunión en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada participaron los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. 

También estuvieron presentes el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez; el titular del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentina ABC, Mario Ravettino; y los representantes de la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF), Fernando Brizzolara; de la Unión de la Industria Cárnica Argentina (UNICA), José Mattievich, y de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales (FIFRA), Sebastián Bendayan.    

 

 

De esta manera, el Gobierno busca atenuar la suba de los precios de los alimentos luego de que la inflación de diciembre alcanzara al 4 % y proyectara un 4,4% para enero. 

Precios por kilo

Tira de asado: $399

Vacío: $499

Matambre: $549

Tapa de asado: $429

Cuadrada/bola de lomo: $489

Carnaza: $359

Falda: $229

Roastbeef: $399

Carne picada: $265

Espinazo: $110

Los dos últimos incluidos en Precios Cuidados

El sábado, el propio Kulfas dijo durante una entrevista en AM 750, en la que aseguró que el costo “de los alimentos” para el público es un tema que “tiene muy ocupados” a los miembros del Gabinete.

“Estamos trabajando en nuevos acuerdos y seguramente la semana próxima tendremos novedades sobre una canasta para comercializar cortes de carne a precios muchos más bajos, poder retrotraer el aumento que se produjo sobre todo en noviembre y diciembre”, adelantó Kulfas

Según un trabajo de Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, los cortes de carne bovina se ubicaron en diciembre 2020 un 74% arriba de los valores del mismo mes del 2019 (contra una inflación punta a punta del 36%); la aviar, un 58% arriba (pollo entero) y la porcina, un 59 %.

Según los datos del último informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (CICCRA), entre enero y noviembre la faena totalizó en 12,81 millones de cabezas, con un crecimiento del 1,2% respecto a igual período de 2019, mientras que la producción de carne aumentó 1,8% al alcanzar las 2,9 millones de toneladas res con hueso.

De ese total, 2,087 millones de toneladas tuvieron como destino el mercado interno, con un consumo aparente por habitante por año que se redujo 1,5% hasta los 50,2 kilos, a la vez que las exportaciones se situaron en 816.200 toneladas.

Si bien las exportaciones concluirán el año en alza en volumen respecto a 2019 alcanzado las 900.000 toneladas, en valor se ubicaría en USD 2.900 millones, unos US$ 500 millones menos que el año previo, según estimaciones del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas.

Es decir, la demanda externa aumentó pero con menores precios. Lo que si subió, y mucho, fue el dólar que en el segmento informal pasó de $73,5 a fines del 2019 a $ 150 en diciembre del 2020.