(De la redacción de Data Clave). El empleo total registró en abril una caída de 186.000 puestos de trabajo, lo que marcó un descenso del 3% interanual, y proyecta llevar al índice de desocupación al 15%, en lugar del 10,4% del primer trimestre, informó hoy la Unión Industrial Argentina.

El Centro de Estudios de la UIA presentó hoy su trabajo sobre los puestos de trabajo en el que dio cuenta que "el empleo asalariado privado registrado, que ya estaba en retroceso antes de la pandemia, aceleró su caída en abril con una pérdida de 128.000 puestos, lo que representó una merma del 5,3% interanual".

“El dato se suma a la caída de marzo y son 174.000 los puestos perdidos desde el comienzo de la pandemia”, dijo el CEUIA. Si además se tiene en cuenta a todo el empleo registrado (púbico, casas particulares e independientes), la caída fue de 186.000 puestos en abril, con un retroceso del 3% interanual.

Ante esta baja del empleo en abril, que posiblemente continuará con distinta magnitud en mayo y en junio, “es esperable que haya un salto de hasta 5% en el segundo trimestre” en la tasa de desocupación, que había alcanzado al 10,4% en el primer trimestre, aumento este que “seguramente amortiguado por el desaliento y salida de personas del mercado de trabajo”.

Además, “otro problema surge del aumento de la informalidad”, que en el primer trimestre se ubicó en 35,8% y aumentó casi un punto en el último año. En lo que hace al “derrumbe generalizado del trabajo registrado en abril está en línea con el freno en la actividad económica, con una caída 26,4% interanual”, según relevó el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) que realiza el Indec.

Por sector, todas las actividades registraron caídas mensuales. Las mayores se observaron en actividades como construcción (11,1%;  unos 41.000 puestos de trabajo menos) y hoteles y restaurantes (7,7%; 20.000 puestos menos) que se vieron plenamente alcanzadas por las medidas de ASPO durante el mes y en todo el país.

 

 

En la industria, la caída mensual fue significativamente menor, del -0,9%, lo cual implicó una pérdida de 9.303 puestos de trabajo respecto de marzo. El dato contrasta con la fuerte caída que registró la producción industrial del 17,1% mensual y del 30,6% interanual (IPI CEU).

 

 

Esta retracción del empleo se encuentra amortiguada por el acuerdo entre el sector empleador y los sindicatos (acuerdo UIA-CGT), el ATP, la prohibición de los despidos y la doble indemnización. Éstas últimas, inciden en el funcionamiento de las firmas y dificultarán la generación de nuevos puestos de trabajo, retrasando la recuperación.

El estudio apunta que “la posibilidad de pensar una recuperación cuando la pandemia esté más controlada va a depender en gran medida de cómo logre transitar estos meses el entramado productivo”.

En ese marco, el CEUIA consideró “importante pensar esquemas alternativos que puedan brindar protección social sin comprometer la sostenibilidad de la industria”.La UIA advirtió que se perdieron 186.000 puestos de trabajo durante abril