El Frente de Todos vive una novela de disputa de poder que parece no tener fin y que, como si fuera poco, se repiten siempre los mismo capítulos: mientras el kirchnerismo pide la renuncia pública de Martín Guzmán, Alberto Fernández lo respalda públicamente y lo sostiene en el cargo.

Fueron varios los legisladores, funcionarios y dirigentes que pidieron la cabeza del titular del Palacio de Hacienda. La voz más resonante -y constante- fue la de Andrés "Cuervo" Larroque, ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense y secretario general de La Cámpora. También se sumó la senadora nacional Juliana di Tullio y hasta la diputada por el massismo, Cecilia Moreau.

Sin embargo, pasan los días y Martín Guzmán sigue siendo el ministro de Economía. Y en cada oportunidad, cada vez más ratificado por el Presidente. "Cada vez que nos quieren rajar, nos atornillan más a la silla", le dijo hace poco una importante fuente a Data Clave. Al respecto, hoy fue consultada por la versión de una posible de Guzmán la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en su habitual conferencia de prensa de los jueves. "Es falso", respondió.

El ministro económico asumió formalmente el 10 de diciembre de 2019 y ya lleva dos años y cinco meses en funciones. Está a pocos meses de igualar la durabilidad del macrista Nicolás Dujovne, que asumió el 1° de enero de 2019 y se fue en agosto de 2019. En cuanto a la continuidad, ya superó a todos los ministros que ejercieron funciones durante los ocho años de Cristina Fernández de 2008 a 2015, entre ellos Martín Lousteau, Carlos Rafael Fernández, Amado Boudou, Hernán Lorenzino y Axel Kicillof.

A quien todavía no pudo superar es al excandidato a presidente de la Nación, Roberto Lavagna, uno de los nombres que suena permanentemente para reemplazar a Guzmán, pero que no terminan siendo más que sondeos sin confirmación oficial. El economista asumió como ministro con Eduardo Duhalde, en abril de 2002, y se fue en noviembre de 2005 con Néstor Kircher como presidente.

Desde la recuperación de la democracia en adelante, Carlos Saúl Menem fue el presidente que más tiempo mantuvo a sus ministros de Economía. El que lleva mayor durabilidad es Domingo Cavallo, con más de cinco años. A eso le sigue el justicialista Roque Fernández, con tres años y seis meses.

Martín Guzmán sigue escalando en los puestos de durabilidad y está a pocos meses de superar a Roque Fernández, mientras que todavía le queda un techo para asimilarse temporalmente con Lavagna, Roque Fernández y Cavallo. La particularidad del actual ministro es que tuvo que sortear varios frentes complejos, como el caso del enfriamiento de la economía por la pandemia del covid-19, los condicionantes por las renegociaciones de las deudas con los acreedores privados y el FMI y la reciente invasión de Rusia a Ucrania que generó un boom de commodities y un aumento de inflación inusitado en todos los países del mundo. El kirchnerismo lo resiste, pero el Presidente lo aguanta. ¿Podrá seguir?