Una familia de cuatro integrantes necesitó en enero $56.459 para no ser pobre, de acuerdo a los datos relevados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en el Gran Buenos Aires. La variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a diciembre de 2020 fue de 4,6%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 4,2%.

La diferencia entre los valores de ambas canastas responde a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subieron en los últimos meses.

La canasta básica total (CBT), que contemplan los alimentos y bienes y servicios no alimentarios como vestimenta, transporte, educación, salud, etc., determina la línea de pobreza. Una familia de tres integrantes necesitó $44.948 y una de cinco miembros, $59.382

Por su parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que determina la línea de indigencia, alcanzó los $23.722 para una familia tipo, mientras que para una familia de tres integrantes $18.886 y para una de cinco $24.951. 

 

 

La diferencia entre los valores de ambas canastas responde a que las tarifas de los servicios públicos y el transporte se encuentran en la Canasta Básica Total, mientras en la Canasta Alimentaria el rubro comida es preponderante y fue uno de los que más subieron en los últimos meses.

Según el Indec, las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 44,0% y 39,8%, respectivamente.