A partir de hoy, en la Argentina comienza la distribución del suero equino hiperinmune desarrollado en la Universidad Nacional de San Martín. Con el nombre de "CoviFab", el laboratorio de la institución desarrolló la “inmunoterapia innovadora basada en anticuerpos policlonales que demostró reducir en un 45% la mortalidad, en un 24% la necesidad de internación en terapia intensiva y en un 36% el requerimiento de asistencia respiratoria mecánica en pacientes con enfermedad moderada a severa”.

El presidente Alberto Fernández recorre esta mañana los laboratorios de la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM), donde se desarrolló el producto. 

A finales de diciembre, anticipó de Data Clave que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó el suero equino hiperinmune para el tratamiento de pacientes adultos hospitalizados con enfermedad moderada a severa de covid-19. 

El suero hiperinmune está integrado por anticuerpos, que surgen porque primero se diseña un antígeno que se le suministra al caballo, que estimula el sistema inmunológico y produce anticuerpos muy potentes. Luego de un par de semanas de ese proceso biológico se extrae la sangre, se filtra, se retira el plasma y de ahí se concentran los anticuerpos compatibles con los del humano. 

El estudio consistió en la evaluación y seguimiento de 242 pacientes. A la mitad se le dio este tratamiento ya la otra mitad un placebo. Las conclusiones son concluyentes: el 45% de reducción en la mortalidad, 24% menos de instancias de estadía en terapia intensiva, menor uso del respirador en un 36%. Esto anticipa que es un tratamiento seguro, no hubo reacciones adversas y, sobre todo, es eficaz, de una manera que no teníamos hasta ahora una herramienta similar a esta.

Los que podrían recibir el suero son aquellos casos hospitalizados, que son cerca del 20% de los contagiados, y cuando pasan de un pronóstico de mediana complejidad a un pronóstico de gravedad mayor. En ese momento, se estima a unos 10 días después de los primeros síntomas de contagio, conviene aplicar este recurso que se administra en dos dosis con una diferencia de 48 horas y empieza a generar sus efectos de manera inmediata.

El rector de la Universidad de San Martín (Unsam), Carlos Greco, aseguró que el suero equino pudo desarrollarse  "gracias al apoyo del Estado" y remarcó que su aplicación reduce un 45% la mortalidad por coronavirus.

En diálogo con Radio 10, Greco explicó que el suero equino es un trabajo "de muchos años de trabajo e investigación en conjunto de la Unsam y otras instituciones de investigación de Argentina", que ya tenían esta tecnología para aplicarla a diferentes patologías.

El rector contó que se trata de "una inmunización pasiva", porque mientras la vacuna genera capacidad de que el propio cuerpo fabrique anticuerpos al virus, "en el suero se le administran al paciente los anticuerpos ya generados en otro cuerpo, en este caso en los caballos".

 

 

Por último, Grecco afirmó que el suero equino "tiene una eficacia muy alta en personas con moderada y severa complejidad de la enfermedad", finalizó.