El brutal femicidio de Úrsula Bahillo volvió a poner en primera plana este flagelo, que se repite todos los días en los diferentes rincones del país, pero que en la mayoría de los casos no cobran tanta visibilidad. El gobierno nacional se mostró preocupado por el aumento de los casos y varios funcionarios se expresaron a través de los diversos medios y redes sociales.

Esta tarde fue el presidente Alberto Fernández quien opinó, en la entrada de la Casa Rosada. "Hay que ser inflexibles con los autores del hecho", dijo el primer mandatario al ser consultado por militanciafeminista.ar.

El único detenido y principal acusado del crimen de Úrsula es quien era su novio, el oficial de policía Matías Ezequiel Martínez. En cuanto el Ejecutivo nacional tomó conocimiento del femicidio, comenzó a intervenir en el caso de manera activa, a través del ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGyD). 

En la madrugada del 9 de febrero una vecina de la víctima realizó un llamado a la Línea 144 y denunció el hecho. Inmediatamente, representantes del MMGyD se pusieron en contacto con la Dirección de Casos Críticos y Alto Riesgo del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires para coordinar acciones con la finalidad de abordar integralmente el caso. Pusieron especial énfasis en incorporar a las personas del círculo íntimo de Úrsula al Programa para el Apoyo Urgente y la Asistencia Integral Inmediata ante Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios (PAU).

 

 

La subsecretaria de Programas Especiales del MMGyD, Carolina Varsky, viajó hoy a la localidad de Rojas, donde fue asesinada Úrsula, y mantuvo reuniones con autoridades locales y provinciales con el objetivo de garantizar la diligencia en todo el proceso e incorporar la perspectiva de género en la investigación del caso.

En los encuentros trabajaron sobre la articulación interagencial para la prevención de las situaciones de violencias por motivos de género. Allí definieron intervenciones concretas para promover la incorporación de las perspectivas género por parte de las y los operadores judiciales y las fuerzas de seguridad.

Varsky también se juntó con el fiscal a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción N° 5  Departamento Judicial de Junín, Sergio Manuel Terrón, y con Nora Liliana Fitzback, a cargo de la ayudantía fiscal. Además de obtener datos sobre la causa, remarcó la necesidad de que el Poder Judicial realice las investigaciones sobre muertes violentas de mujeres de conformidad con los estándares internacionales de derechos humanos y la legislación nacional vigentes sobre la materia, tal como ya lo habían manifestado en una nota que se presentó en la tarde del martes ante el fiscal.