Luego del fallo unánime de la Corte Suprema contra el gobierno de Gildo Insfrán por los casi 8 mil formoseños a quienes se les demoró o denegó el permiso para ingresar a su provincia durante la pandemia, el mandatario realizó un anuncio en el cual informó que acatará la resolución del Máximo Trinunal.

Sin embargo, Insfrán no realizó autocrítica por la situación inhumana por la que atravesaron muchos ciudadanos de la provincia a raíz de las restricciones sanitarias. Puso énfasis en la realidad epidemiológica y cuestionó las cifras de personas que tienen que ingresar a territorio provincial en los próximos 14 días.

Insfrán dijo que “4555 son personas sin domicilio en la Provincia que solicitaron su ingreso” y que “menos de la mitad de los inscriptos tienen domicilio en la Provincia”; pero anunció que relevarán los alojamientos disponibles en toda la provincia “para responder a este masivo ingreso de personas”.

En tanto, pondrán los organismos provinciales a disposición para alojar a las personas que ingresen y harán convocatoria a voluntarios con equipamiento de bioseguirdad para desempeñar funciones en los centros de aislamiento: “Debemos hacer ingresar a la totalidad en un plazo muy breve para cumplir con la manda judicial”, concluyó Insfrán.