En medio de la segunda ola de contagios de coronavirus en el país, incluido el presidente de la nación Alberto Fernández, la movilización masiva a los lugares de veraneo por el fin de semana santo fue incesante. Imágenes de aglomeraciones y poco respeto por los protocolos.

En este caso puntual, en uno de los boliches más conocidos de Pinamar abrió sus puertas sin ningún tipo de restricción sanitaria. En espacio cerrado y carente de ventilación, se vieron amontonamientos y ausencia de barbijos, los cuidados que piden los especialistas.

El 10 de enero, la policía bonaerense desbarató un evento sin autorización en la zona de Médanos, en "La Olla" y el parador UFO Point de Pinamar, fue la segunda vez luego de los festejos de año nuevo donde se había registrado un hecho similar.

Dataclave on Twitter

 

En el operativo policial se encontraban alrededor de 700 personas, 60 autos y DJ. Al momento de dispersar a la concurrencia y proceder a la aprehensión de los responsables, a los cuales se les aplicó el art 205 del CP por propagar la pandemia.

Los movimientos por el fin de semana largo superan el millón de turistas. Desde el ministerio de Turismo informaron que se gestionaron 1,2 millones de certificados para viajar hacia los distintos destinos turísticos. Estiman que la cifra final puede estar por encima de 1,5 millones.

Los empresarios coinciden que un millón y medio de turistas se moverán por el país durante el fin de semana largo de Semana Santa. Si a la cifra se suma los excursionistas, que no pernoctan en el lugar que visitan, el número puede rozar los 2 millones. 

La situación epidemiológica tocó sus máximos de contagios diarios nuevamente en las últimas semanas superando los 16 mil casos positivos en un solo dia a finales de marzo.