“Sería una lástima que después de Semana Santa la curva crezca fuertemente y nos obligue a cerrar todo”. Lo dijo Teresa García, la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, en diálogo con Delta.

Horas más tarde, aquella frase parece una premonición: el distrito bonaerense registró este miércoles su número más alto de contagios desde el inicio de la pandemia: 8.063. Esta tendencia alcista había sido reconocida por el propio ministro de Salud, Daniel Gollán, en la conferencia de prensa del último martes: “Seguramente vamos a tener más casos en esta segunda ola pero está en nuestras manos lograr y, ya lo estamos haciendo, que, si vacunamos, la mortalidad y la internación bajen”. 

(Twitter: @mmbarrionuevo)

El siguiente gráfico, de la investigadora Soledad Retamar, refleja que el promedio semanal de contagios en la Provincia está comenzando a asimilarse al de los picos máximos:

(Twitter: @sole_reta)

El número se da mientras comienza la escapada de miles de turistas a la costa atlántica de la provincia, que tiene niveles de reservas altísimos. Esta escapada fue fomentada por el Gobierno Nacional, con el objetivo de darle un impulso más a uno de los sectores más perjudicados por la pandemia: el turismo. No obstante, el acelerado aumento de los contagios preocupa ahora al gobierno de Axel Kicillof. 

“Es el día con más casos de coronavirus desde que empezó la pandemia y volviendo de Mar del Plata me encuentro con esta imagen. ¡Por favor! Reforcemos al máximo los cuidados. Los casos escalan a una velocidad nunca vista hasta el momento. El sistema de salud tiene un límite”, publicó en Twitter, hace unas horas, Nicolás Kreplak, viceministro de Salud de la provincia. 

Nicolás Kreplak on Twitter

Esta situación podría acelerar algo que también se mencionó en la conferencia del martes, y es la recategorización de fases en la Provincia, un sistema que primó durante el 2020 y que determinaba el tipo de cuarentena a cumplir en cada municipio. En esta línea, el jefe de asesores del Ministerio de Salud, Enio García, adelantó que varios de los municipios del Conurbano podrían regresar a fase 3, que implicaría restricciones a actividades recreativas y sociales. 

Actualmente son 110 municipios en fase 4, que incluye a todos los del Gran Buenos Aires. Para este grupo, ya rige desde este miércoles que "las actividades artísticas, deportivas, culturales, sociales, recreativas, familiares o comerciales no podrán desarrollarse entre las 02:00 horas y las 06:00 horas de cada día".