La discusión sobre las vacunas en la política se está dando en distintos lugares del mundo y particularmente en la Argentina, donde desde el viernes el ahora ex ministro de Salud, Ginés González García, fue exhortado a dejar su cargo luego de que se hiciera público que funcionarios y figuras el periodismo y el empresariado habían recibido la Sputnik-V en la sede de la cartera sanitaria nacional.

El debate público está vigente y, mientras tanto, gobernadores e intendentes siguen inmunizándose incluso antes de que se termine la vacunación a grupos prioritarios, como el que integran los profesionales de la salud de todo el país. ¿Está bien que tengan prioridad funcionarios por sobre otras personas que integran grupos de riesgo?

Hay un largo listado de mandatarios provinciales y de jefes comunales que ya recibieron la inyección y que aprovecharon para exponerlo en imágenes, generando rechazo e indignación en un momento en que los adultos mayores y personas con factores de riesgo esperan su turno entre cientos de miles.

Los gobernadores e intendentes suelen apelar al argumento de la concientización o el incentivo para que la población se vacune, pero hay quienes creen que se utilizan el poder o las influencias para sacar ventajas por sobre el resto de los mortales. Una tendencia que no distingue color político.

EL LISTADO COMPLETO

El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof fue uno de los primeros funcionarios en vacunarse, iniciando la inmunización el 29 de diciembre y completándola en enero. Lo mostró a través de sus redes sociales. Se aplicó las dos dosis. También fue vacunada la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario.

 

Otros gobernadores que recibieron la Sputnik-V: Alberto Rodríguez Saá, de San Luis; Jorge Capitanich, de Chaco, junto a su vice Analía Rach Quiroga; Juan Schiaretti de Córdoba y tras una recomendación de sus asesores; Arabela Carreras, de Río Negro, Gustavo Bordet de Entre Ríos; Gustavo Valdés de Corrientes; Omar Gutiérrez de Neuquén en diciembre ante el arribo del primer lote; Oscar Herrera Ahuad de Misiones; Raúl Jalil de Catamarca y uno de los primeros en su provincia y Sergio Ziliotto de La Pampa.

Desde la oposición existieron fuertes críticas a los mandatarios alineados con el Frente de Todos que habían accedido a vacunarse antes que otros grupos prioritarios. Sin embargo, también hubo dirigentes de Juntos por el Cambio que recibieron dosis de Sputnik V: es el caso de los intendentes Gustavo Posse de San Isidro y Exequiel Galli de Olavarría que se vacunaron sin ser factores de riesgo.

 

 

Por los intendentes vacunados también se desataron escándalos locales. Jefes comunales sin factores de riesgo y sin edad avanzada sacaron provecho de su posición para aplicarse las dosis por la vía legal, aunque se instaló el debate también en los municipios respecto de si era correcto o no que los líderes locales se inmunizaran primero.

Entre otros intendentes vacunados están Cristian Cardozo del Partido de la Costa; Gustavo Barrera de Villa Gesell a quien se la aplicó el ministro Gollán; Alejo Chornobroff de Avellaneda, Federico Bodlovic de Piedrabuena y Héctor Vidal de Gobernador Gregores en Santa Cruz, Sebastián Ianantuony de General Alvarado; Julio César Marini de Benito Juárez, Héctor Olivera de Tordillo y Gustavo Walker de Pila.

Si se mantiene la tendencia, seguramente la lista se ampliará en las próximas horas. La discusión, mientras tanto, sigue caliente.