El  adolescente de 17 años que se arrojó a un arroyo en la madrugada del sábado en el barrio privado Santa Catalina de la localidad bonaerense de Tigre fue encontrado muerto tras un intenso operativo de búsqueda y rastrillajes en la zona de la desaparición, del que participaron más de 100 efectivos.

Según fuentes policiales, el adolescente, identificado como Gian Mazzuchelli, fue visto pasadas las 4 de la mañana del sábado “por un vigilador del barrio privado San Benito”, quien afirmó haber observado a una persona “arrojarse al arroyo que conecta con el barrio Santa Catalina” y que luego lo pierde de vista. La identidad del joven pudo conocerse a partir de lo registrado por las cámaras de seguridad internas del barrio.

 

 

Trabajaron de forma conjunta el municipio, la policía de la provincia de Buenos Aires, bomberos de Benavidez, Tigre, Don Torcuato y la Prefectura Naval Argentina en la búsqueda del joven. Su celular fue encontrado a orillas del arroyo.

La novia de Gian contó que se tiró en aguas abiertas y que “es super peligroso”. Que “nadie fue a ayudarlo, ni los del barrio Santa Catalina ni los del barrio de enfrente”.

El caso es investigado por la UFI Benavidez.