(De la redacción de DATA CLAVE) Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, acaba de confirmar en conferencia de prensa que el primer resultado de coronavirus le dio positivo. Está tomando medicamentos y recibiendo el correspondiente tratamiento.

Y finalmente la subestimación y la relativización de la pandemia terminaron costando caro. El máximo dirigente brasileño confirmó que el primer hisopado le dio positivo y es uno de los 1,6 millones de infectados.

En una conferencia de prensa con periodistas a muy poca distancia, informó que actualmente está tomando hidroxicloroquina -la OMS suspendió los ensayos con esta droga- y otros medicamentos para llevar adelante el tratamiento. Según los médicos, el diagnóstico en base a su evolución pulmonar es favorable.

Bolsonaro encendió las alarmas en el país vecino desde ayer tras conocerse que tuvo un cuadro de fiebre, uno de los síntomas más comunes del COVID. En la conferencia, manifestó que "su preocupación es contagiar gente".

Actualmente no presenta síntomas de fiebre e informó que suspendió una visita que tenía programada al Estado de Bahía. E informó que sus tareas de agenda y reuniones las hará de forma teletemática.

Sobre su condición de salud, explicó: "Estoy bien, estoy normal, en comparación a ayer (por el lunes) estoy muy bien. Estoy hasta con ganas de hacer una caminata, pero, por recomendación médica, no la haré". Y para empeorar la situación, luego de la entrevista se sacó el barbijo y le habló a los periodistas con total normalidad.

 

+Contenidos.Net on Twitter