Mientras todavía resuenan algunas críticas a la decisión del Presidente Alberto Fernández de implementar un confinamiento severo hasta el 31 de mayo, un estudio internacional ubica a la Argentina primera en el mundo en relación al apoyo a trabajadores durante la pandemia.

El estudio incluye más de 127 países y fue realizado por Uni Global Union, entidad que representa a más de 20 millones de trabajadores del sector de capacidades y servicios; y por la International Trade Union Confederation, que representa a más de 200 millones de trabajadores en todo el mundo.

Asimismo, el documento pone la lupa en más de 180 jurisdicciones tomando en cuenta las respuestas a nivel de estado y de provincia en Australia, Canadá y Estados Unidos. Dependiendo del país, algunos estados o provincias tienen abordajes diferentes

Del informe se desprende que solo 313 países han reconocido de manera formal a la COVID-19 como una enfermedad profesional y 16 países ya contaban con sistemas para apoyar a los trabajadores impactados por la pandemia. 

"Solo diez jurisdicciones (5,5%) recibieron las mejores valoraciones, resultando en buenas o muy buenas normativas para reposición de salario, tratamiento médico, indemnización de enfermedad o prestaciones por fallecimiento. 55 jurisdicciones recibieron valoraciones intermedias mostrando que los trabajadores tienen acceso limitado a los beneficios. Solo pudimos confirmar la existencia de la indemnización de enfermedad en 104 jurisdicciones, lo que quiere decir que casi 43% de los trabajadores no tenía acceso a esta", señalan.

Según un informe, Argentina encabeza el ranking de apoyo a trabajadores durante la pandemia

“Argentina recibió nuestra mejor valoración a nivel de país, demostrando que un apoyo fuerte no depende de las riquezas de una nación. Liderado por un fuerte movimiento obrero, el gobierno argentino actuó rápidamente el 13 de abril de 2020. Aunque no fue el primer país en reconocer a la COVID-19 como una enfermedad profesional a través de una ley parlamentaria, esta rápida respuesta significó que los trabajadores pudieron obtener acceso al apoyo antes de que el sistema sanitario estuviera sobreexigido", subraya el documento. 

El informe marca que "Austria también estuvo entre las mejores calificaciones. Los legisladores modificaron la Ley sobre epidemias de 1950 para incluir a la COVID-19 el 15 de marzo de 2020 con el objetivo de que los trabajadores continuaran recibiendo sus salarios mientras estuvieran en casa recuperándose del virus. Suecia también actuó rápidamente y modificó sus leyes en abril de 2020, brindando reposición de salario y tratamiento médico a los trabajadores que no pudieran presentarse al trabajo por posible exposición".

En cuanto al resto del mundo, en Estados Unidos, 34 estados han aprobado leyes o han modificado políticas para permitirles a los trabajadores el reclamo de indemnizaciones. En Canadá, diez provincias y territorios establecieron directrices claras sobre los reclamos de indemnización por parte de los trabajadores.