Uruguay tuvo su pico de contagios de coronavirus el 15 de enero último, fueron 957 casos. Desde esa fecha, la curva ha ido en descenso. En los últimos siete días el promedio fue de 748 contagios diarios. Esa fue la razón por la cual el país vecino pasará del “cierre total de fronteras” al “cierre parcial de fronteras” el próximo 1 de febrero. Lo anunció este miércoles el presidente Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa. 

Se resolvió tras la reunión del Consejo de Ministros que, según Lacalle Pou, “era pertinente para evaluar la continuidad o no de las medidas”. Este cambio en las fronteras habilitará el ingreso de uruguayos y de extranjeros con residencia uruguaya. 

Entre las excepciones de la medida que regirá a partir del 1 de febrero, se incluirá a tripulaciones de aeronaves y prácticos de buques; choferes afectados al transporte internacional de bienes, mercaderías, correspondencia, insumos y ayuda humanitaria y sanitaria; situaciones debidamente justificadas de reunificación familiar e ingresos transitorios con fines laborales, económicos, empresariales o judiciales.

Respecto a las vacunas contra el Covid-19, el Presidente aseguró que están “entrando al área grande, casi el área chica", en referencia a las negociaciones con Pfizer y Sinovac, cuyas dosis ya están acordadas pero de las que aún no se conocen detalles respecto a plazos y cantidades. Lacalle Pou dijo también que hay negociaciones con otros tres laboratorios.

Defendió, a su vez, la confidencialidad de los contratos: "La opción era firmar un contrato con confidencialidad o no tener vacunas. La decisión para mi era meridianamente clara y nos hacemos responsables de lo que firmamos",