“Lamento que el Presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, haya utilizado su cargo para vacunar a sus suegros cuando sólo le correspondía al personal de salud”, dice el comunicado que emitió este lunes la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, en la cual denuncia que las vacunaciones VIP comenzaron en enero.

Patricia Bullrich on Twitter

La exministra de Seguridad agregó las fichas de vacunación de Marcela Durrieu (70 años) y el exfuncionario menemista, Fernando Galmarini (78 años), padres de Malena Galmarini, la esposa de Massa.

Las fichas detallan que ambos ya recibieron las dos dosis de la Sputnik-V el 22 de enero y el 11 de febrero, en el Hospital Municipal de Trauma y Emergencias Dr. Federico Alberto Abete, de la localidad de Pablo Nogués, municipio de Malvinas Argentinas. Ambos son población de riesgo y se vacunaron en un hospital público. Marcela, además, es médica. 

La provincia de Buenos Aires informó que la vacunación masiva para los mayores de 70 años y para los docentes arrancó el 17 de febrero. Es decir, que el matrimonio se vacunó antes de que arrancara para todos. No obstante, en el entorno de Durrieu aseguraron a Data Clave que se inscribieron el 1 de enero, y que se vacunaron tras ser citados oficialmente.

 

 

“¡Presidente Fernández no es un error es un sistema de privilegios del poder!”, cerró su comunicado Patricia Bullrich, a horas que se conozcan la lista que la ministra de Salud, Carla Vizzotti, pidió al Hospital Posadas, en donde se habrían vacunado los funcionarios y amigos del exministro Ginés González García.