El Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires decidió hoy intervenir en la causa Correo Argentino a pedido de SOCMA para que se revise una presentación que la compañía hizo. El objetivo de ese planteo era lograr el apartamiento de la jueza Marta Cirulli (que debe definir si quiebra o no) y de la fiscal Gabriela Boquín.

La causa por la situación del Correo lleva 20 años y tramita en el fuero nacional en lo comercial. ¿Cómo es que intervino ahora un tribunal superior que integra la justicia de la Ciudad de Buenos Aires? Lo que sostiene el TSJ porteño (que vendría ser la Corte Suprema de la Ciudad) es que los fueros Comercial, Civil y Criminal y Correccional (penal) deben ser traspasados a su órbita. Por lo tanto, consideran todas las decisiones que se tomen en esos fueros pueden ser revisadas por el propio Tribunal Superior.

Ya lo han dicho en otras causas y han desatado varios conflictos internos en tribunales ya que las cámaras nacionales se niegan a esa intervención.

SOCMA fue a buscar con su recurso algo que no logró en el ámbito comercial. Los jueces Marcela De Langhe, Santiago Otamendi e Inés Weinberg "retaron" en su intervención a la Cámara Comercial, le recordaron fallos anteriores y le ordenaron que se pronuncie sobre el recurso de inconstitucionalidad que planteó SOCMA. Los tres jueces son considerados en tribunales como "muy cercanos" a la gestión macrista: Weinberg incluso fue propuesta por Mauricio Macri como su candidata a procuradora.

sentencia 91880 by Mariano Espina on Scribd