Una resolución del Boletín oficial con fecha 23 de junio comunica la decisión de finalizar dos convenios de asistencia técnica y colaboración entre el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos aires y la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA para el monitoreo de la población del mosquito Aedes Aegypti. La casa de estudios realiza este trabajo de investigación para la Ciudad desde 1998.

La medida despertó indignación rápidamente entre representantes de la oposición y especialistas. “Vemos con mucha preocupación y sorpresa esta medida, sobre todo en un año récord como este”, aseguró la Legisladora del Frente de Todos Lucía Cámpora, sobrina nieta del ex presidente peronista que le da nombre a la organización juvenil. A nivel nacional se registraron cifras históricas de dengue con 43.815 casos entre el 30 de junio de 2019 y el 1 de junio de 2020. Sólo en CABA se reportaron más de 10 mil casos en ese período.

 

La legisladora del Frente de Todos Lucía Cámpora sostiene que el gobierno porteño rescindió un contrato con la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.
La legisladora del Frente de Todos Lucía Cámpora sostiene que el gobierno porteño rescindió un contrato con la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA.

 

“Por el primer convenio los investigadores monitorean 218 puntos de toda la Ciudad y se recorren 450 km por semana para llevar un registro de la población de Aedes”, aclara el informe del bloque del Frente de Todos. “El segundo -continúa- se dedica a grandes espacios verdes en búsqueda de poblaciones de todas las especies de mosquitos”. El recorte presupuestario, que representa aproximadamente un millón de pesos mensuales, se propone mientras está vigente la emergencia sanitaria.

Los especialistas en la materia también expresaron inquietudes: “Estuvo muy complicado este año, hemos tenido la epidemia nacional de dengue más importante, que quedó totalmente tapada por el covid-19”, afirma la titular de la cátedra de infectología de la Universidad de La Plata, Silvia González Ayala, quien además definió como “peligroso” que se haga efectiva la resolución: “A más tardar en agosto hay que empezar con todas las actividades de control, eliminarlas en este marco implica un riesgo grande, los huevos del mosquito persisten al invierno y es cuando hay que descacharrizar”, explica.

Después de los reclamos, desde la cartera de Espacio Público e Higiene de la Ciudad, a cargo de Clara Muzzio, respondieron que la aparición de esta novedad en el Boletín Oficial tiene que ver con “una cuestión administrativa”. Aseguran que “sería una locura no renovar ese trabajo en este contexto” y prometen que a partir el 30 de julio se firmará un nuevo convenio, en el que se revisarán además cuáles son las plagas a seguir.