Desde el comienzo de la pandemia del coronavirus en el país se estableció como epicentro de la misma al Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque rápidamente, lo que sucede en el AMBA se refleja en las siguientes semanas en el resto de la provincia. Por este motivo, desde el gobierno provincial actualizan semanalmente el sistema de fases que implementaron para administrar la pandemia.

Allí puede apreciarse la velocidad de los contagios en la región. Mientras hace solo algunas semanas había un distrito en fase 5 y varios en fase 4 y 3, hoy son cada vez más los que cayeron a fase 2, más restrictiva. Además, ya no quedan distritos en la etapa más laxa de las prohibiciones.

En la última semana, se sumaron 7 distritos a la Fase 2, según confirmó hoy el jefe de gabinete bonaerense, Carlos Bianco: Bahía Blanca, Brandsen, Chacabuco, Cañuelas, Campana, Exaltación de la Cruz y San Andrés de Giles. En todos ellos se aplicarán las mismas restricciones horarias de circulación y de atención de comercios y bares que en el AMBA.

“En virtud del incremento de casos y la ocupación de camas se tomó la decisión de bajar de fase y plantear nuevas restricciones con el objeto de bajar los casos en los próximos 14 días”, señaló a Data Clave el intendente de San Andrés de Giles, Carlos Puglelli (Frente de Todos).

En este sentido, el jefe comunal detalló: “Tendremos restricciones en horarios de comercios a partir de las 19 y de circulación a partir de las 20. También la suspensión de actos religiosos, sociales. El esquema gastronómico que solo puede trabajar hasta las 19. La suspensión de actividades deportivas con y sin contacto”.

Respecto de la restricción más polémica, la de la suspensión de la presencialidad, Puglelli remarcó: “El tema de las clases presenciales lo conversamos y consensuamos con la ministra y tomamos la decisión de suspenderlas. Es lo más conveniente hasta lograr bajar la cantidad de contagios que tenemos y poder relajar el sistema sanitario”.

Por su parte, el alcalde de Bahía Blanca, Héctor Gay (PRO), apuntó a Data Clave que “el dato que nos complica es el de la utilización de las camas UTI covid, donde estamos por encima del 80%. Pero no estamos desbordados ni mucho menos".

Asimismo, el intendente bahiense añadió: "El otro tema es que nosotros estamos en una región muy amplia que manda todos los enfermos delicados a Bahía porque no tienen capacidad de terapia y eso nos está complicando. Son 15 distritos de la región que nos mandan gente. Chicos y no tan chicos, Punta Alta tiene 70 mil habitantes y nos manda gente”.

Respecto de cómo se recibieron las nuevas restricciones en la ciudad, Gay manifestó que "Hay una resistencia muy grande por el tema de las clases. El impacto había sido mínimo en las escuelas. Ayer hubo manifestaciones y hay mucha bronca porque no genera ninguna complicación desde lo epidemiológico. Pero al entrar en fase 2 no tenemos clases presenciales". 

Por último, el jefe comunal expresó: "Estamos en una tendencia a la baja, leve todavía y esperamos se consolide. Es la tercera semana consecutiva con menos casos que la anterior. Pero insisto, a partir de una meseta muy alta. Seguimos peleándola en este clima y este ambiente".

En tanto, el jefe comunal de Chacabuco, Víctor Aiola (UCR), dialogó esta mañana con el programa WakeUp de radio Delta, donde manifestó que "Siempre hay un delay de diez, quince días, entre lo que pasa en el AMBA y el interior, pero esta vez fue más rápido".

En la misma sintonía, el alcalde explicó: "Pedimos el pase a fase 2 porque la tasa de incidencia es de 1885 casos cada 100 mil, cuando el AMBA tiene 1300. También se está investigando las cepas porque está afectando mucho a los jóvenes".

Y agregó: "Chacabuco es un municipio de 55 mil habitantes, estamos con 500 casos activos, con una ocupación de internación cercana al 100% y del 80% en terapia intensiva".

Sobre la presencialidad, Aiola sentenció: "La escuela es parte de la sociedad, si bien los chicos no se contagian en las escuelas, si pueden contagiarse en una ciudad que hoy está enferma".