La Cámara de Diputados aprobó y convirtió en ley el Consenso Fiscal 2020 con 140 votos afirmativos, 104 negativos y 1 abstención. La amplia victoria en la votación se explica por el apoyo de los bloques federales pero también de un grupo de legisladores de Juntos por el Cambio con gestión en sus provincias.

Los jujeños Gabriela Burgos y Jorge Rizzotti, ambos de la UCR, pero también el macrista Osmar Manoldi, votaron de manera positiva el pacto apoyado por Gerardo Morales. Además, la correntina del PRO, Sofia Brambilla también acompañó el acuerdo que firmó el gobernador Gustavo Valdes. El tucumano radical, José Cano, fue la única abstención.

El debate breve solo tuvo cuatro oradores, por parte del oficialismo, Carlos Heller, resaltó como “un tema importante que contiene el acuerdo es la necesidad de definir una estrategia de endeudamiento responsable de las provincias”, señaló.

Con un guiño de los gobernadores radicales, el Frente de Todos convirtió en ley el consenso fiscal

Por su parte, el radical Luis Pastori, expresó las críticas al proyecto fundamentando que “consideramos que lesiona a los intereses de los contribuyentes, especialmente por los impuestos de ingresos brutos y sellos, dos de los más regresivos”, explicó el misionero.

Con esta sanción, las provincias desisten del acuerdo fiscal firmado en 2017 con el presidente Mauricio Macri y podrán subir impuestos locales. Además, se comprometen a no realizar reclamos judiciales por la coparticipación, por esto punto, la Ciudad de Buenos Aires impugnó el proyecto.