El domingo por la noche Data Clave anticipó el vuelo sopresa de Mauricio Macri, quien tuvo su reaparición pública en la escena política argentina en la última semana. Para obtener las autorizaciones correspondientes viaja en su rol oficial de presidente de la Fundación FIFA. 

La aeronave con matrícula ZP-BOJ pertenece a la empresa Tabacalera del Este S.A. (Tabesa), una de las firmas del exmandatario Horacio Cartes, denunciada en distintas ocasiones por contrabando igelal de cigarrillos. 

El avión llegó desde Paraguay para llevar a Macri, acompañado por uno de sus custodios, Leonardo Galiñanes. Será el mismo medio de transporte que los devuelva al aeropuerto de San Fernando durante la noche del lunes. En el permiso para el vuelo se esgrimen “compromisos laborales impostergables”, tal como figura en el documento al que accedió Data Clave

Entre 2013 y febrero de este año la tabacalera Tabesa recibió múltiples denuncias por tráfico ilegal de cigarrillos a Brasil y Colombia. En 2014 el gobernador colombiano Juan Carlos Gossaín inció acciones legales contra la empresa por contrabando. Un año antes Nobleza Piccardo había realizado un relevamiento que aseguraba que de los 67 mil millones de cigarrillos producidos por la fábrica, sólo 3 mil millones se comercializaban en Paraguay. Los números nunca cerraron respecto a lo exportado legalmente. 

La titular de la Dirección de Migraciones de Paraguay, María de los Ángeles Arriola, confirmó la existencia de un permiso especial en el marco de la emergencia por el Covid-19. Según publicó el medio paraguayo ABC, Arriola asegura que no se informó a las autoridades el motivo de la visita pero confirma que se cumplieron los protocolos sanitarios. 

Macri llegó a Asunción y se reúne con su amigo personal Horacio Cartes pasado el mediodía en la casa de este último. Si bien el viaje se produce por su rol de presidente de la Fundación FIFA, no se dinfundió la agenda de temas a tratar. La noticia generó cierto malestar entre la dirigencia del fútbol local y preocupación en Paraguay por el riesgo que implica la llegada de cualquier argentino en este contexto.

Dataclave en Twitter