Este lunes, el Senado comenzó el debate del proyecto de Ley que busca validar un Convenio por la Transferencia de Fondos para la Seguridad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la medida para ratificar el traspaso de fondos de la coparticipación a la Provincia de Buenos Aires anunciado por Alberto Fernández. El oficialismo avanzó con la presentación de funcionarios del gobierno que defendieron el proyecto.

Allí, el bloque Juntos por el Cambio, anunció que desconoce la prórroga para el funcionamiento con el sistema remoto votado la semana pasada para seguir funcionando a partir del 22/9. La senadora Laura Rodriguez Machado advirtió que todo tratamiento desde esa fecha será nulo y que deberá quedar sujeto "ad referéndum" de la acción judicial que ya iniciaron.

La respuesta del oficialismo llegó este martes a través de un comunicado difundido por todos los senadores, y hasta la presidenta del cuerpo Cristina Fernández de Kirchner, denuncian que la oposición quiere paralizar el Senado. "La bancada macrista amenaza con paralizar el funcionamiento del Senado, recurriendo nuevamente a los juzgados a buscar lo que no lograron conseguir en las urnas", dijeron. 

 

Cristina Kirchner on Twitter

 

Para el bloque que conduce el formoseño José Mayans, la bancada opositora busca judicializar la política porque no "aceptan las reglas del juego democrático" y busca excusas "para no acompañar leyes que favorecen a las mayorías". El actual protocolo se validó dos veces con apoyo de la oposición durante esta pandemia, pero el oficialismo lo prorrogó por tercera vez sin el voto de la oposición.

Por último, el Frente de Todos repudió "el accionar que los caracteriza como oposición: son irresponsables, no comprenden el momento que vive el mundo ni la responsabilidad que tenemos como legisladores y legisladoras y se niegan a trabajar para dar solución a los problemas resultantes de 4 años de su fracasada gestión de gobierno", concluyeron.