Esta semana el oficialismo presentó la continuidad del protocolo de sesiones mixtas con la firma de los presidentes de bloque del Frente de Todos, de los interbloque Federal y Unidad Federal para el Desarrollo y del lavagnismo. La presidencia de la Cámara se ampara en los fallos de la la Justicia, en primera y segunda instancia, que había dicho que la Cámara tiene facultades propias para definir su funcionamiento.

A pesar de la ausencia de Juntos por el Cambio entre las firmas, tampoco acompañaron el documento desde el Frente de Izquierda, el oficialismo considera que con la concreción de la firma del bloque Consenso Federal, uno de los últimos en rubricar, ya existe consenso mayoritario en el pleno del recinto para sesionar.

Por esto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se reunió con el diputado nacional Marcelo Casaretto, presidente de la comisión de Previsión Social y secretario de la comisión de Presupuesto y Hacienda para cerrar los temas con los que el Frente de Todos empezará el año parlamentario. Uno de ellos tiene que ser incluido en una ampliación del temario por decreto presidencial.

Reunión entre Massa y Casaretto
Reunión entre Massa y Casaretto

 

Tras el encuentro, el oficialismo confirmó que la semana que viene comenzará el trabajo en comisiones del proyecto de “Régimen de Sostenimiento e Inclusión Fiscal para pequeños contribuyentes” que incluye la creación de un índice para actualizar las escalas del Monotributo. Además, anticiparon que también estará incluido el proyecto con media sanción del Senado de “sostenibilidad de la deuda pública”. 

El tercero de los proyectos que tendrá movimiento este primer mes del año es el proyecto que viene de la Cámara alta para prorrogar el incentivo a la producción de biocombustibles que vence en mayo de 2021.

La iniciativa es apoyada por la mayoría de los bloques con algunas disidencias en provincias petroleras. Sin embargo, la posible sanción de este proyecto depende del Gobierno nacional. El Presidente debe ampliar el temario de sesiones extraordinarias por decreto e incluir el tema en agenda. En el oficialismo no tienen confirmado cuándo llegará ese DNU pero confían en que será a tiempo.

Otro de los proyectos que el Frente de Todos definió como prioritarios para el inicio de este año 2021 es el que crea un beneficio fiscal a la construcción incluyendo hasta un blanqueo para los que quieran invertir en el sector.

La propuesta del Ejecutivo es que aquellos que declaren voluntariamente activos en moneda nacional o extranjera y los destinen a obras nuevas en el marco de la ley se les cobrará un único impuesto y se les otorga un “blanqueo fiscal” respecto a las acciones legales que pudieran corresponder por esos fondos.

La sesión que planifica la presidencia de la Cámara de Diputados tiene fecha para el 27, antes, deberá comenzar la actividad en las comisiones. La renovación del sistema de funcionamiento virtual tiene el apoyo de los bloques pero aún no tiene aval de la bancada de Juntos por el Cambio, que no ejerció un rechazo concreto, pero postergó una definición sobre el tema.

El presidente Alberto Fernández había reclamado a su propia tropa en un brindis de fin de año que dieran prioridad a los proyectos judiciales, estas iniciativas aguardan en la Cámara de Diputados con media sanción del Senado, tanto la reforma judicial como las modificaciones al ministerio público. Pero los números ajustados del oficialismo impiden poner los temas en agenda.