La hija de Rodofo Suárez, gobernador de la provincia de Mendoza, realizó una convocatoria a una fiesta clandestina, lo que generó la indignación y el escrache en las redes sociales por la decisión de la joven.

La invitación de Sofía Suárez generó indignación en la comunidad mendocina. Su padre manifestó semanas atrás estar al frente de la “lucha contra las fiestas clandestinas”, consignó el diario de Cuyo.

La joven proponía en una historia de Instagram: "Fest esta noche" y ofrecía brindar la ubicación por privado aclarando que era por la zona del barrio privado Viñas de Vistalba.

 

La invitación a la fiesta.
La invitación a la fiesta.

 

"Hay que tener cuidado con las fiestas clandestinas y estamos trabajando para evitarlas. Respecto a las que están habilitadas -por ahora-si cumplen los protocolos se van a mantener. Si no, habrá que tomar medidas", dijo Rodolfo Suárez hace 20 días advirtiendo que tomaría medidas si los contagios de coronavirus se disparaban.

Por eso lo llamativo ahora es que su propia hija fuera quien convocara a una fiesta que su propio padre debería encargarse de evitar que se llevara adelante.

De hecho, el propio gobernador encabezó en su momento algunos operativos que la policía de Mendoza hizo para desarticular  fiestas clandestinas, en lo que la oposición calificó de "show mediático".

Sin hacer referencia a este hecho que conmueve a la provincia, el presidente de la UCR, ex gobernador y diputado nacional Alfredo Cornejo, criticó ayer al presidente Alberto Fernández por no invitar a Suárez a la visita oficial que hoy realizará a Chile.

Cornejo consideró que la decisión "ya roza lo absurdo", acusó al primer mandatorio por el "grado de discriminación a Mendoza" y lo tildó de "guarango".