Hugo Icazati, el ahora ex abogado de Jorge Ríos, presentó una carta de renuncia a la defensa tras enterarse por televisión que Fernando Soto había asumido como co-defensor. El abogado, que hasta ayer a última hora defendía al jubilado que mató al ladrón en Quilmes,  lo expresó en declaraciones radiales a Delta 90.3: “Anoche ha habido una bisagra. Estaba mirando tv y escribiendo para una presentación cuando veo ante mi sorpresa que se presenta un colega como abogado de Rios”. Icazati aseguró que no conoce a Soto pero que no comparte los nuevos lineamientos.  “No voy a ser un obstáculo para la defensa”.

 

 

El ahora ex abogado de Ríos contó que la presentación ya es formal. Todo ocurrió esta madrugada: luego de redactar la carta, planteó su renuncia a las 2 de la mañana. “La nueva defensa explicará el giro. Esto es algo raro, sorpresivo e inesperado”. Ante la consulta de si su alejamiento tiene que ver con la vinculación de Soto con la política, Icazati manifestó: “Cada uno trabaja donde trabaja y tiene sus ideas políticas o no. Yo me manejé siempre con el Derecho”.

Soto trabaja en la Usina de Justicia y fue funcionario del ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich en el cargo de Director Nacional de Ordenamiento y Adecuación de las Fuerzas de Seguridad. Fue uno de los redactores del Protocolo de Seguridad que establecía normativas para el accionar de la policía y que recibió críticas por otorgar mayores facultades a las fuerzas de seguridad a la hora de prevenir delitos en la vía pública. El protocolo dio argumentos a quienes pensaban que era un manual del gatillo fácil. El caso más paradigmático fue el del policía Luis Chocobar, policía que mató por la espalda a Juan Pablo Kukoc, quien había asaltado y apuñalado a un turista en La Boca, que dio origen a que se hablara de la “Doctrina Chocobar”.