A través de sus organismos de control, el Ministerio de Transporte desplegó más de 600 agentes en 217 puntos por todo el país durante los festejos de año nuevo. La cartera que conduce Diego Giuliano reforzó la presencia de agentes en rutas nacionales. 

Según comunicó el ministerio, el objetivo de los controles fue “prevenir siniestros viales y concientizar sobre el alcohol cero al volante y el uso del cinturón de seguridad, tanto en vehículos particulares como micros de larga distancia”.

Enmarcados en el operativo "Viajá Seguro" 2023, el Ministerio de Transporte fortaleció los controles durante los festejos de Año Nuevo, a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y la Junta de Seguridad en el Transporte (JST).

La fiscalización tuvo eje en documentación, el estado de los vehículos, la utilización de Sistemas de Retención Infantil y se realizaron controles de alcoholemia. Se utilizaron móviles, radares y alcoholímetros, sumados a la tecnología de drones y radares móviles.

La ANSV, que dirige Pablo Martínez Carignano, realizó a nivel nacional operativos que incluyeron controles de alcoholemia, documentación, y la utilización del cinturón de seguridad.

A la vez, la CNRT, a cargo de José Arteaga, montó operativos en todo el país, logrando fiscalizar transporte de carga y micros y trenes de larga distancia.

Entre 2011 a 2022 el índice de mortalidad en siniestros viales ha descendido en un 27%, de 15 a 11 fallecidos diarios. A su vez, según datos del Observatorio Vial dependiente de la ANSV, el alcohol es uno de los factores determinantes al estar presente en, al menos, 1 de cada 4 siniestros viales graves.