El intendente de Lomas de Zamora, uno de los distritos con mayor población en el Gran Buenos Aires, se metió en la interna del peronismo bonaerense y destacó las cualidades del hijo de la vicepresidenta. “Lo que viene es la reconstrucción y para lograrla es indispensable organizar la unidad en torno a la esperanza, la demanda del territorio, la apertura a nuevos derechos. El Partido Justicialista de la provincia de Buenos Aires es central para consolidar ese camino”, afirmó.

“El peronismo bonaerense tiene la oportunidad histórica de integrar mediante un proyecto de país y de Provincia el movimiento y el partido. Por eso la enorme mayoría de los dirigentes y militantes deseamos que el compañero Máximo Kirchner sea el presidente del PJ de la Provincia”, dijo Insaurralde.

En una semana plagada de rumores y pases de factura, Insaurralde destacó que “Máximo conjuga la sensibilidad social y la capacidad que necesitamos en esta etapa de reconstrucción”. Otro grupo de intendentes del conurbano, aquellos que estuvieron al frente del partido durante estos años, habían hecho saber su enojo con la idea de una nueva conducción.

Martín Insaurralde on Twitter

 

“Los vecinos y vecinas bonaerenses padecen una enorme desigualdad. Confiamos en el compañero Máximo para conducir el PJ de la Provincia y organizar una militancia transformadora que nos acerque a un desarrollo federal y equitativo”, concluyó el lomense.