La cumbre de intendentes del PJ en La Matanza celebrada el pasado martes por la noche fue el primer indicio. Se trató más que nada de una foto de alianza y unidad entre los jefes comunales que responden a Martín Insaurralde, los que siguen a Máximo Kirchner y aquellos alcaldes de experiencia que ven que sin un cambio no hay 2023 posible.

La segunda imagen sucedió dos días después, durante la marcha por el Día de la Memoria. Allí La Cámpora sacó a relucir su tropa y desde el sur, el jefe de Gabinete bonaerense, Martín Insaurralde, llamó a acompañar. Lo mismo hizo el gobernador Axel Kicillof. No fue solo un encuentro. Fue un posicionamiento de peso como parte de la interna que hoy afecta al Frente de Todos.

Los intendentes tomaron la decisión interna de entibiar el apoyo al presidente Alberto Fernández. “Lo que manda en la política son los números. Y el Presidente también lo sabe. Por eso busca desesperadamente dar indicios de que la unidad está firme”, le dice a Data Clave un intendente que formó parte de las dos fotos. “Pero nosotros somos los que tenemos el termómetro de la calle”, agrega.

No se trató de una orden directa de más arriba. Pero lo cierto es que los intendentes buscan tomar la distancia conveniente para poder comenzar el camino por la reelección en sus distritos. Y más allá de que tienen en claro que la unidad es prioritaria para derrotar a la oposición buscan cambiar las reglas de juego.

En las últimas elecciones se notó el peso de los intendentes. Y se entendió que el voto en muchos casos se generó de abajo hacia arriba. Tenemos la posibilidad de traccionar para donde consideremos que es lo mejor y eso se va a ir viendo en el camino”, agrega el mismo jefe comunal.

En la actualidad el Presidente no cuenta con un apoyo explícito de los intendentes del Conurbano. Lo más firme se da en San Martín, donde gobierna Fernando Moreira con la referencia del Ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien en las últimas horas también hizo un llamado a la unidad al afirmar que en caso de no resolver la interna “nos van a cagar a palos todos los argentinos”.

Y profundizó: “La unidad del Frente de Todos nació para frenar el Gobierno de Macri y ahora tiene que fortalecerse esa unidad, porque sería muy irresponsable dejar a la gente en manos de esa derecha”.

Quien también se mostró cerca en el último tiempo es Mario Ishii, a cargo de José C. Paz, pero se sabe que el jefe comunal no tiene problemas a la hora de cambiar el rumbo.

Justamente estos dos referentes, sumados al ministro de Desarrollo Social, Juanchi Zabaleta, con referencia directa en Hurlingham pero con pérdida de peso por el avance de La Cámpora, no formaron parte de ninguna de las dos fotos de las que sí formaron parte buena parte del resto de los alcaldes.

Justamente, el jefe comunal de San Vicente, Nicolás Mantegazza, quien se referencia en Insaurralde, expresó en las últimas horas que “lo que se viene planteando desde algunos ámbitos no es la falta de espacios de discusión de algunas políticas importantes sino sobre el nuevo rumbo que debe tomar el gobierno para encarar esta etapa de la salida de la pandemia”.

Y agregó que “necesitamos respuestas contundentes porque es lo que nos están planteando los vecinos. Con el gobernador, Axel Kicillof, venimos trabajando codo a codo, pero también necesitábamos transmitirle desde la Provincia al Gobierno nacional estas necesidades”.

En concreto, los intendentes reciben las críticas nacionales y buscan despegarse con el fin de consolidar su poderío local de cara a un escenario complejo para el 2023.