Este domingo se realizarán nuevas marchas contra la decisión del Gobierno de Formosa de regresar a Fase 1. Las protestas del viernes concluyeron con graves incidentes que dejaron un saldo de 92 detenidos, entre los que se encontraban menores y periodistas. 

La represión por parte de las fuerzas policiales fue repudiada por diversas organizaciones de Derechos Humanos: Aministía Internacional Argentina, Human Right Watch y la filial local de las Naciones Unidas. 

Referentes de Juntos por el Cambio viajaron hoy a Formosa para respaldar las movilizaciones y a los detenidos, entre los que se encuentran militantes de Jovenes Repúblicanos, una organización política cercana a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que forma parte de la comitiva que ya está en la provincia del norte esperando que les habiliten el ingreso. A la exministra de Seguridad la acompañan los diputados Waldo Wolff y Ricardo Buryaile. 

 

Patricia Bullrich on Twitter

 

“Ya entramos a Formosa, a pesar del control migratorio interno de Insfrán. Venimos a acompañar a cada ciudadano de esta provincia”, a la vez que calificó de “rebelión” el clima que atraviesa Formosa. Señaló además que “es impresionante porque hay como si fuera un puesto aduanero o de Migraciones, como si Formosa no fuese Argentina”.

Jorge Abel González, ministro de Gobierno y principal vocero del gabinete de Gildo Insfrán, pidió “no bajar los brazos, estar más unidos que nunca, más firmes que nunca. En Formosa no se rinde nadie”.

Respecto a los hechos de violencia del último viernes, González sostuvo que “un grupo de personas de la ciudad de Formosa, disconformes con las decisiones sanitarias, recurrió a la violencia extrema para realizar sus reclamos al igual que lo hicieran en la tarde de ayer. Nada justifica este tipo de acciones violentas. Llamamos a la reflexión e invitamos a que todos sus reclamos los realicen de manera pacífica”.