(De la redacción de DATA CLAVE) El próximo jueves se sesionará en la Legislatura porteña de forma mixta -presencial y remota- por la eximición de pagos de ABL a los comercios no esenciales y se debatirá sobre la regulación de las aplicaciones de deliverys.

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires lleva casi un mes sin sesionar. El último debate se dio el pasado 18 de junio, donde se rindió homenaje a Manuel Belgrano, se amplió el plazo para mudar el Mercado de Liniers y se ratificaron dos DNU del jefe de Gobierno Porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Ahora la cita parlamentaria en Perú 160 es por dos temas de trascendencia en el marco de la pandemia por el coronavirus: se tratará la eximición de pagos de ABL a los comercios no esenciales que permanecen cerrados, con el fin que esta medida traiga un "alivio fiscal"; también se debatirá sobre las aplicaciones de deliverys, un mercado laboral que creció en este último tiempo pero no está del todo regulado.

La eximición de pagos de ABL sería por los meses de junio y julio y ayudaría alrededor de 110.000 comercios. Muchas de estas PyMEs -como jugueterías, librerías y negocios de ropa- reabrieron sus puertas a inicios de junio formando parte de un esquema gradual de reactivación, pero debieron cerrar a partir del endurecimiento de la cuarentena a causa del COVID. El ministro de Desarrollo Económico porteño, José Luis Giusti, explicó que si bien no representa "una solución definitiva" para el sector, busca "aliviar su situación".

 

 

Otra de las iniciativas parlamentarias fue propuesta por el bloque oficialista "Vamos Juntos" y es la que pretende regular la actividad de los repartidores y de las plataformas de aplicaciones de deliverys. Estos sistemas de distribución no están nucleados por sindicatos al entender que se trata de una medida que "precarizará" sus condiciones de trabajo.

En la actualidad existe una ley que regula la actividad de los deliverys, pero no prevé la modalidad bajo la cual trabajan las operadoras digitales como Rappi, Glovo, PedidosYa y Uber Eats. Para ello se propone crear un registro donde deberán inscribirse tanto las operadoras digitales como los repartidores y mensajeros. También se incorporarán requisitos para ambos, como estar inscriptos en la AFIP y tener domicilio en el distrito.