En los últimos días, se reavivó el fuego entre oficialismo y oposición debido a la filtración de una conversación entre dirigentes del Gobierno y sus pares de Juntos por el Cambio respecto de un eventual corrimiento de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Esto trajo a colación la vieja discusión sobre si las PASO sirven o no, con el agregado de la complejidad de realizarlas en pandemia.

Ayer mismo, el presidente de la Cámara de Diputados y referente del Frente de Todos, Sergio Massa, salió con los tapones de punta y en diálogo con Del Plata volvió a cargar contra las PASO. "Preferiría que se votara en un sólo día, con acuerdo de las fuerzas políticas que evite la realización de las PASO, o con la realización de las PASO el mismo día que la general ", disparó el oriundo de Tigre.

Por supuesto, la respuesta de la oposición no tardó en llegar. El dato es que quien recogió el guante y le contestó con dureza fue el exministro de Economía Roberto Lavagna, quien en el pasado supo ser aliado y socio de Massa en el Frente Renovador.

“Extraña vocación de cierta dirigencia local por discutir cuestiones menores para no enfrentar temas de fondo. Discuten fecha de las PASO pero no aceptan el uso de BOLETA ÚNICA PAPEL, que es la mejor forma de reducir las posibilidades del fraude electoral”, arremetió el dirigente desde su cuenta de Twitter.

 

Roberto Lavagna on Twitter

 

Los chispazos entre Massa y Lavagna vienen de larga data, pero tienen origen en la ruptura del espacio opositor que habían forjado años atrás en el intento de llegar a la Presidencia. Con el salto del tigrense al luego denominado Frente de Todos, aquella intentona quedó muy debilitada y lejos de las aspiraciones previas.
 

El último gran encontronazo se dio por la salida del funcionario lavagnista, Carlos Hourbeigt, en enero de este año. Hasta entonces se desempeñaba como director del Banco Central, pero fue reemplazado por Diego Bastourre.

Cabe señalar que en los últimos meses tanto Lavagna, como sus alfiles en el Congreso, Jorge Sarghini, Graciela Camaño, o Alejandro “Topo” Rodríguez, se han mostrado muy críticos con las medidas que impulsa el Gobierno.