En el marco de su visita al país, el ex presidente de Brasil Lula da Silva visitó este sábado la localidad bonaerense de Mercedes, donde compartió un asado con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, miembros de La Cámpora y dirigentes sindicales y de movimientos sociales. 

Del encuentro participaron Andrés “Cuervo” Larroque, Luana Volnovich, Fernanda Raverta, Mayra Mendoza y Máximo Kirchner. También Juan Grabois, Sergio Palazzo, Pablo Moyano, Vanesa Siley, Paco Manrique, Luchi Alonso, Juani Uztarroz, Lalo Revora, Lucía Campora, Víctor Santamaría , Emanuel Gonzalez, Celso Amorin y Pablo Gentili.

Lula sigue de gira: asado en Mercedes y regalo de Cristina Fernández de Kirchner

Fue la propia vicepresidenta la que hizo público el encuentro a través de su cuenta de Twitter donde mostró el cuadro de Eva Perón que le obsequió. Se trata de una obra de la artista Marina Olmi.

Tweet de Cristina Kirchner

Antes de dirigirse a Mercedes, el brasileño estuvo junto a Pepe Mujica en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT) donde lanzaron un mensaje de unidad latinoamericana. A su vez, cuestionaron las prácticas del neoliberalismo y pidieron por apostar en la economía del conocimiento.

Al igual que en Plaza de Mayo, da Silva agradeció a todos por sus gestos de solidaridad cuando estuvo detenido en Brasil. Con tono presidencialista, aseguró que hizo una revisión de su gestión. "El tiempo que estuve preso no fue de sufrimiento, sino de reflexión. Mi sueño era que los brasileños desayunaran, almorzaran y cenaran, que puedan acceder a un salario digno y que los hijos de los obreros ingresaran a las universidades", declaró el brasileño.

Pero el punto central estuvo cuando hizo hincapié en su época de gestión y en la unidad latinoamericana que tenía a varios presidentes, como los casos de Evo Morales, Hugo Chávez y Néstor Kirchner. "Juntos somos fuertes y separados somos frágiles. Lo demostramos cuando todos nos unimos y, en la cara del presidente Bush, le dijimos no al ALCA", lanzó el dirigente político.