La la interna en Juntos por el Cambio no se detiene y el “fuego amigo” es cada vez más evidente. Pero hay algunos intentos por llevar adelante una tregua en medio de los tironeos por las candidaturas.

En esa línea hoy se llevó a cabo un importante cónclave entre Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri.  El encuentro entre el jefe de Gobierno porteño y el ex Presidente se realizó en la residencia de este último, ubicada en Acassuso.

Según dijeron a Data Clave fuentes cercanas al jefe de gobierno, la unidad de Juntos por el Cambio fue el el jefe de la charla, que se prolongó durante una hora y media. Las fuentes dijeron también que estos encuentros se realizan cada 15 o 20 días, pero en este contexto adquirió otro matiz.

Durante la conversación mano a mano, se trató de llegar a un acuerdo para definir lo más rápido posible las principales candidaturas para la Ciudad y la Provincia, donde todavía existen marcadas diferencias.

Macri, preocupado, no se guardó palabras y le advirtió al alcalde porteño que será "su responsabilidad" si no se definen acuerdos para que haya una lista con amplio consenso de cara a las próximas elecciones PASO.

Esta semana el expresidente le dijo a Rodríguez Larreta en público que está bien que piense en 2023, pero que la prioridad son las elecciones de este año. Y en esa línea vienen las discusiones por quienes encabezarán las listas.

Como María Eugenia Vidal no definió en forma pública si se va a presentar y en donde, las jugadas siguen adelante. Rodríguez Larreta tiene intenciones de ganar territorio en la provincia y envió a Diego Santilli para que se ocupe de esa función.

La última foto, que generó más ruido interno en la coalición opositora, fue la del jefe de Gobierno porteño junto a una decena de intendentes bonaerenses en el partido de Tres de Febrero, liderado por Diego Valenzuela en apoyo a la candidatura de Santilli.

Tweet de Radio Con Vos 89.9

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, uno de los afectados por el desembarco de Santilli está en llamas. “Se ha generado un desorden que pone en riesgo que nos presentemos como un cachivache de cara a la sociedad, estamos en el límite de hacer un papelón. Esta sensación de los políticos ‘peleándose por el queso’ no me hace sentir cómodo. Yo quiero un escenario distinto, pero hace falta que todos quieran los mismo”.

Dijo en declaraciones a Radio con Vos que la “unidad está complicada”, echó más leña al fuego: “Pensar que la historia y representación de un partido se resume a una foto que parece montada para una película de ciencia ficción me parece medio escaso. No es un problema de nombre, no es un tema de Jorge Macri”.