Cientos de ciudadanos de la provincia de Formosa marcharon hoy contra el Gobierno de Gildo Insfrán por la vuelta a fase 1 ante la detección de 17 nuevos casos por coronavirus. Las protestas derivaron en una represión policial y en un enfrentamiento que dejó un saldo de varios heridos y ocho detenidos incomunicados. 

El gobierno dispuso que hasta el 18 de marzo se suspenden todas las actividades de flexibilización de medidas, lo que provocó el rechazo de la gente que se hartó y salió a marchar. Se concentraron en la Plaza y luego se dirigieron hasta Casa de Gobierno con una alta concentración de gente. Se vieron forcejeos con las vallas, disparos con balas de goma y gases lacrimógenos.

Luis Naidenoff on Twitter

Por el mundo político, se expresó al respecto el senador opositor, Luis Naidenoff: “Los formoseños solo quieren trabajar, estudiar y circular libremente. La respuesta del gobierno son balas de goma y gases. Insto a Insfrán a detener la represión y al gobierno nacional a que termine con la complicidad y garantice los derechos humanos fundamentales en Formosa”.

 

 

Horas más tarde se convocaron a nuevas manifestaciones contra el gobernador Gildo Insfrán. Promovida por los comerciantes, esta tarde los protestantes regresaron a las calles pese al decreto provincial. Este rechazo más la denuncia por represión se replicaron en la ciudad de Buenos Aires, con una movilización frente a la Casa de Formosa.