No es tranquila la recepción que recibirá Lázaro Báez en el barrio cerrado Ayres del Pilar, en el norte del conurbano bonaerense, tras lograr la prisión domiciliaria concedida por el Tribunal Oral Federal 4. Pues debe $800.000 en expensas y eso despertó la furia de los vecinos, que cacerolean en la puerta de su domicilio y piden que se entre. Furia en el chat interno.

En breve el empresario ligado al kirchnerismo arribará al domicilio que tiene en el country de Pilar. Tal como contó Data Clave, el TOF concedió el pedido de la defensa pero, además de controlarlo a través de un dispositivo (pulsera o tobillera), el tribunal decidió fijarle una caución real de $632.500.000. Se da en el marco de la causa denominada mediáticamente como "Ruta del Dinero K".

Una vez autorizada la prisión domiciliaria, y ha esperas de ser trasladado, la casa de Báez recibió la visita de sus vecinos. Pero, en este caso, para exigirle que no entre, por deber $800.000 en expensas, entre otra cosas. Data Clave muestra en exclusiva el resumen de morosos del country de Pilar, que figura como propiedad de Badial S.A., una de las empresas que manejó el santacruceño.

 

 

“El tiene cuatro terrenos y dos casas, nunca pagó una expensa, y todos los vecinos estamos hace cinco años pagando las expensas de sus casas”, dijo una vecina enfurecida en diálogo con TN. “¿Va a pagar? No. Que pague sus expensas, no es un señor que no tenga plata, por qué yo tengo que pagar por él”.