El 30 de abril vence la concesión de Hidrovía S.A, que estuvo a cargo del consorcio binacional conformado por la empresa belga Jan de Nul y la argentina Emepa, de Gabriel Romero, que cumplen 25 años al frente de la hidrovía Paraná-Paraguay, el corredor natural de transporte fluvial de más de 3.400 kms y la principal salida exportadora de Argentina, por donde transitan más del 75% de las exportaciones e ingresan más del 90% de las importaciones. Un negocio que le permitió a ese consorcio facturar cerca de US$200 millones anuales.

El 30 de abril es también la fecha que deben presentarse los pliegos para la licitación convocada por el Ministerio de Transporte, que en noviembre último creó el Consejo Federal de la Hidrovía (CFH), ámbito integrado por el Gobierno Nacional y las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Formosa, Misiones y Corrientes. En donde también participan cámaras empresarias, sindicatos, universidades y organismos no gubernamentales. 

Meoni, Capitanich, Perotti y Kicillof, en la presentación del CFH, a finales de febrero

El Gobierno tomó la decisión de finalizar el consorcio que a través de numerosas prórrogas manejó la hidrovía durante 25 años. Pero también, y con matices dentro del frente de Todos, de convocar a un nuevo proceso licitatorio para que la inversión, las obras, el dragado y balizamiento, continúe en manos privadas. Los tiempos para ese proceso han sido cortos en relación a lo que se está resolviendo. Y los aspectos que deben considerarse son centrales para el desarrollo argentino.

Estos elementos disparan diversas incógnitas: ¿llegará el Consejo a definir los pliegos que se disputarán la concesión de la Hidrovía? ¿Quién llevará adelante los trabajos que la hidrovía exige entre el 30 de abril y la fecha (que podría estirarse hasta un año) en la que asuma la próxima gestión?

Estas preguntas rebotaron en la reunión que este miércoles llevaron adelante las comisiones internas del Consejo. Desde el Ministerio de Transporte detallaron a Data Clave que en ese encuentro se enviaron las propuestas y los puntos de vista que deben tenerse en cuenta en la licitación. Que habrá dos rondas más de comisiones, cuya primera reunión se extendió por ocho horas. Pese a las dudas que surgen en las provincias y las cámaras empresariales (que hicieron públicas estas preocupaciones en una carta enviada al ministro Mario Meoni), desde Transporte aseguran que el proceso “avanza bien en los plazos establecidos”, en un proceso que cuenta con “la plena confianza del presidente”.

¿Qué empresa obtendrá la concesión y cobrará los peajes de esta relevante vía troncal por los próximos 10 o 15 años? Pese a las sospechas, desde el Gobierno insisten en que “todos son candidatos”. La única que certeza es que la empresa de Gabriel Romero sí estará afuera de la próxima etapa. Respecto a la belga Jan del Nul, y según lo que pudo averiguar este medio, podría beneficiarse de un contrato directo para garantizar la continuidad del trabajo hasta que se defina al sucesor. Para ese rol de transición también se coló en la disputa la empresa china Shangai Dredging Company (SDC). Respecto a los pliegos, además de las mencionadas, se anotarían las europeas Royal Boskalis Westminster y Van Oord (ambas de los Países Bajos).

“Alguien interpretó que estoy buscando la prórroga de la concesión. No, no es lo que estoy buscando y lo que he pedido es que apuren al máximo los tiempos de licitación para que eso se resuelva”, afirmó el presidente Alberto Fernández en diálogo con Página 12 hace poco más de un mes.

Entre los preocupados por lo que ocurrirá después del 30 de abril está el gremio que conduce Juan Carlos Schmid, el sindicato de Dragado y Balizamiento, que compromete a 500 trabajadores en la Hidrovía Paraná-Paraguay. El pasado 2 de marzo -y tras encabezar medidas de fuerza- recibieron el compromiso de Meoni de que está garantizada la continuidad de esos puestos de trabajo, pase lo que pase. Aunque aquel acuerdo no despejó la incertidumbre que reina en el ex triunviro de la CGT. 

Juan Carlos Schmid on Twitter

Las fechas pautadas por Transporte encendieron la alarma de las cámaras empresarias vinculadas a la exportación, en particular a los sectores agroindustriales, pues los cambios se dan en plena época de cosecha gruesa. La preocupación es compartida por el Ministerio de Economía y el Banco Central, atentos a la necesidad de generar divisas.

“Al llamado a licitación que se anunció desde las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) lo vemos muy difícil”, le dijo a Data Clave Ignacio Mantaras,uno de los referentes de la CRA en este tópico. “Se generó un espacio institucional y participativo, que es transparente, pero nos parece que los plazos impiden la tarea que se encomendó”, señaló Mantaras, y menciona los estudios encargados a las universidades de San Martín (UNSAM, dictaminará sobre aspectos económicos y financieros), del Litoral (UNL, encargada del relevamiento de toda la Hidrovía hasta Confluencia) y de Rosario (UNR, analizará de analizar el impacto ambiental).

“Es de las obras que pueden generar un impacto de desarrollo a nivel mundial muy importante, pero entendemos que los tiempos acotados impiden abordar esos análisis”, concluye Mantaras. No es el único que planteó matices o dudas. El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, hizo hincapié -en la primera reunión del Consejo, en febrero- a las asimetrías que se generan “para los productores y los consumidores del interior porque el intermediario se queda con una gran parte del valor en la cadena".

Pese a las dudas que surgen, el clima es de acompañamiento a la decisión del Gobierno de convocar a una nueva licitación. “Es un momento central para iniciar esta discusión. Creemos que nuestra Marina Mercante es una posibilidad real y concreta de aprovechamiento de negocios que existen”, dijo días atrás el gobernador de Santa Fe Omar Perotti. La mirada de los gobernadores fue en esa línea.

Alberto Fernández respaldó desde un principio la iniciativa de Meoni, que colocó al abogado Pablo Barbieri, titular de la Unidad Ejecutora Hidrovía, que confirmó el pasado 22 de febrero, en la primera reunión del CFH que el 30 de abril es el último día para presentar los pliegos y que el proceso no se extenderá más de 180 días, pese a las dudas que generó esta apuesta en el Consejo.