Luego de las directivas impartidas por el Presidente Alberto Fernández ayer por la tarde en materia de nuevas restricciones para frenar el avance del coronavirus en el país, hoy fue el turno de la administración porteña.

El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, informó sobre las nuevas disposiciones en la Ciudad de Buenos Aires. Adhieren al DNU de Nación y toman algunas medidas particulares para bajar la transmisión de los contagios. 

Uno de los temas más controvertidos en los últimos días fue el que tiene que ver con la apertura de las escuelas, una de las banderas de la administración porteña, que incluso comenzó el Ciclo Lectivo 2021 antes que el resto del país.

En este sentido, Larreta despejó cualquier tipo de duda: "Vamos a cumplir con el compromiso de mantener la presencialidad en las escuelas, es máxima prioridad para nosotros. No podemos volver a tener un año como el que pasó, sin los chicos en las aulas".

 

Dataclave on Twitter

 

Otro momento de tensión fue cuando le consultaron sobre el comunicado de su espacio político, el cual lleva su firma, con cierto tono desafiante al gobierno nacional. El Jefe de Gobierno porteño fue tajante: "En ningún momento el comunicado de Juntos por el Cambio llama a incumplir una norma. Las normas están para cumplirlas y nuestra responsabilidad es hacerlas cumplir”.

El detalle de las nuevas medidas

Las restricciones correrán a partir de las 0 horas del viernes. Respecto del tan debatido límite de la nocturnidad, el horario de las 23 cayó bien en CABA. No obstante, hicieron la aclaración de que nadie podrá ingresar al bar o restaurante luego de esa hora, pero sí podrán quedarse quienes estén dentro del lugar hasta terminar su comida o bebida, siempre y cuando se retiren antes de las 12 de la noche. Asimismo, los negocios gastronómicos pueden reabrir a las 6 del otro día.

En cuanto a la restricción a la circulación, desde la administración porteña hicieron una salvedad: "según manifestó el Gobierno nacional esta medida no apunta a quien está volviendo a su casa o cumpliendo una función esencial, sino a evitar las concentraciones de gente".

Asimismo, para reducir la movilidad, los comercios no esenciales abrirán a partir de las 10 de la mañana con el fin de escalonar la circulación y evitar que se generen aglomeraciones de trabajadores, estudiantes y docentes.

Conforme a lo dispuesto por Nación, los espectáculos masivos se van a reprogramar y van a cerrar los casinos y los bingos. 

Otro ítem importante tiene que ver con el Teletrabajo: se recomienda reducir al máximo posible la cantidad de personas en los lugares cerrados. Gran parte del equipo de Gobierno se encuentra abocado a tareas vinculadas al COVID-19 y en atención al público: en centros de testeos, vacunatorios, hoteles, aeropuertos y call center. Todo el resto va a trabajar de forma remota y la Ciudad le pide al sector privado que acompañe la medida. 

Además, el Ejecutivo dispuso liberar el estacionamiento en la Ciudad para que todos aquellos que deban movilizarse puedan usar el auto y eviten el uso del transporte público, que se encuentra especialmente destinado para trabajadores esenciales, como también dispuso el Gobierno nacional.

Por último, Larreta remarcó que se van a reforzar los controles en el espacio público, en las zonas comerciales y gastronómicas, en el transporte público y en los centros de trasbordo, para garantizar el cumplimiento de los protocolos y que las distintas actividades puedan seguir funcionando de manera segura.