(De la redacción de Data Clave). Las empresas prevén ahora que otorgarán este año aumentos salariales en torno al 32%, cuando antes de la pandemia ubicaban ese aumento en el 39%, contra una inflación proyectada del 43 %, según un estudio difundido hoy por la consultora PWC Argentina.

El sondeo alcanzó a 180 empresas de todo el país durante junio sobre los incrementos salariales previstos para la segunda mitad de año y cómo están adaptándose a la nueva normalidad en la gestión de los Recursos Humanos. Mientras que la proyección de los aumentos para 2020, previa a la pandemia, era del 39% promedio, las empresas han debido reajustarla y estiman un 32% para todo el año, en tanto se calcula una inflación del 43%.

En lo que respecta al período marzo-julio, el promedio estimado a otorgar es del 15%, cuando antes de la pandemia, se hablaba de un 22% (siendo abril uno de los meses que las empresas suelen ajustar los sueldos).

 

En este marco, la gerente de People & Organisation de PwC Argentina, Mariela Rendón, explicó que “de acuerdo con uno de nuestros sondeos previos y, comparando el comportamiento de los ajustes salariales en el mercado argentino en periodos pasados, ya desde  abril se vislumbraba una postergación en la toma de decisiones relacionadas con otorgar incrementos en este contexto”.

Teniendo en cuenta las actualizaciones destacadas en el informe de PwC Argentina, con respecto a qué están pensando hacer las organizaciones respecto a los salarios para el resto del 2020, el 34% de los encuestados continúa analizando los cambios o medidas a incorporar, el 30% realizará aumentos de acuerdo con lo planificado y otro 30%, analizará aumentos menores a los planeados. Adicionalmente el 11% de la muestra estima no poder realizarlos y un 5% considera disminuir los salarios.

 

 

 

Al ser consultados sobre las políticas de bonos y gratificaciones, el 42% lo tiene en análisis, el 19% hará modificaciones y el 39% no realizará cambios. En relación a ese 19% que hará modificaciones para este año, tendrán que ver con la suspensión o reducción de bonos y la redefinición de métricas.

Otro aspecto de la encuesta consideró la gestión de la “nueva normalidad” desde RRHH, donde se destacan los siguientes desafíos para el área:

- Gestionar el clima organizacional entre las distintas modalidades de trabajo.

- Adoptar el uso de nuevas tecnologías: e-learning, plataformas de comunicación, etc.

- Reforzar las comunicaciones internas.

- Impulsar el desarrollo de nuevas habilidades en los equipos de trabajo.

- Actualizar políticas y procedimientos.

- Capacitar a los colaboradores en el trabajo a distancia.

- Rediseñar estructuras y puestos.

Para la gerente de People & Organisation de PwC Argentina, María Fernanda Álvarez Apa, “es importante seguir monitoreando el mercado para proyectar las alternativas para el segundo semestre. Nos encontramos frente a un escenario incierto y complejo que demandará un esfuerzo superior en las áreas de Recursos Humanos por adaptarse a la nueva normalidad lo mejor posible”.

En este sentido, explicó que existen “empresas que dentro de sus consideraciones contemplan cubrir las prestaciones o gastos relacionados a la modalidad de teletrabajo para sus colaboradores, un detalle que nos demuestra que el home office vino para quedarse”.

Para acceder al sondeo completo, ingresar:  https://pwc.to/2WcYm1N