La noche sanjuanina se interrumpió este lunes por un sismo 6,4% (el más potente desde 1977) y afectando a numerosas viviendas de las localidades de Sarmiento, Rivadavia y Pocito, entre otros distritos. Dejó un saldo de 11 heridos ingresados en los hospitales regionales, de los cuales 5 son niños. Todos ellos por accidentes o desprendimientos en casas particulares.

Tras este episodio -que se sintió en distintos puntos del país- el gobernador Sergio Uñac adelantó “un fondo especial mediante una ley de Necesidad y Urgencia para atender los daños de las zonas más comprometidas por el sismo que sacudió la provincia cuyana el lunes por la noche”.

Este martes, Uñac recibió al presidente Alberto Fernández, que desvío su reunión de gabinete que se realizó en La Rioja y visitó las zonas más afectadas por el terremoto. Entre las zonas afectadas, recorrieron los asentamientos Pellegrini y La Paz, donde habitan más de 240 familias. E sismo de 6.4 grados de magnitud provocó el derrumbe del 40% de las viviendas.

Luego, en conferencia de prensa, el mandatario aseguró: “Estar al lado no es firmar un decreto que transfiera fondos, estar al lado es mirar a los ojos a Romina, que ayer se le cayó la casa encima y se salvó de milagro, y asegurarle que la vamos a ayudar para que tenga su casa".

Además, anunció que se activará lo que le corresponde a San Juan en el marco del plan de construcción de viviendas, facilitando $7.000 millones para la construcción de 1800 casas y además se transferirán $120 millones adicionales para urbanizar barrios obreros. 

La Venganza de Pelichotty on Twitter

Según Fernández, “San Juan aprendió y construyó una provincia antisísmica, y eso es mérito de los sanjuaninos. En medio del dolor, deben tener la alegría de que con los años”. Previamente, Uñac reconoció “el acompañamiento inmediato del Presidente y sus ministros”.