Un sismo de 6.4 grados en la escala de Richter se registró durante la noche del lunes en la provincia de San Juan y también se sintió con diferente intensidad en Córdoba, Mendoza y hasta la provincia de Buenos Aires.

Según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica (INPRES), el fenómeno alcanzó su máxima intensidad a las 23:46:22 y tuvo una profundidad de 8 kilómetros, mientras que su epicentro fue a 57 kilómetros al sudoeste de la capital local.

El temblor generó gran preocupación entre los ciudadanos sanjuaninos, que se vieron sorprendidos por la situación. Según informaron algunos usuarios en las redes sociales, en varios puntos de la provincia hubo cortes en la energía eléctrica.

 

 

La directora del Instituto Nacional de Prevención Sísmica (Inpres), Patricia Alvarado explicó que el sismo de anoche en San Juan se registró en "el departamento de Pocitos, en el suroeste, con una magnitud 6,4 en la escala de Ritcher y con una profundidad de 8 kilómetros".

Por su parte, el gobernador Sergio Uñac pidió calma y ofreció asistencia a quienes hayan sufrido daños. 

“En este momento quiero transmitir calma a las familias, tras el sismo que hemos vivido en San Juan. Pongamos en práctica todas las medidas que hemos aprendido para prevenir incidentes, mientras estamos abocados a conocer el impacto del mismo para colaborar en todo lo necesario”, manifestó el gobernador sanjuanino en su cuenta de Twitter.

Uñac brindó una conferencia de prensa en la que precisó que “hasta el momento no hay víctimas fatales”, pero sí “dos niños con traumatismos moderados y un adulto mayor con traumatismo grave”, además de “cuatro personas evacuadas en el departamento de Zonda, quienes fueron derivados a un centro integrador comunitario cercano”.

Luego del sismo principal hubo una serie de 20 réplicas del sismo que durante la madrugada del martes afectó mayormente a la ciudad de San Juan y las localidades de Caucete, Mirayes, Barreal y el Valle de Media Agua, según detalló el INPRES.

En diálogo con TN, el especialista Miguel Castro, del centro Sismológico de Mendoza llegó a comparar lo sucedido con el terremoto de Caucete ocurrido en 1977, aunque aclaró que en esta ocasión se produjo “en una zona donde hay una serie de fallas activas que pertenecen al Valle de Pie de Palo, que es muy activa”.Además, el experto explicó que “siendo tan grande la magnitud y tan pequeña la profundidad, es que se ha percibido con tanta intensidad”, sumado a que “las ondas sísmicas viajan a muchos kilómetros”.