En 2012, el entonces vicepresidente, Amado Boudou, calificó de “mafioso” al empresario Antonio Tabanelli, principal accionista de Boldt, en una historia que se remonta a la causa Ciccone y a la Casa de la Moneda, instalaciones que alquilaba Tabanelli previo al desembarco de los socios de Boudou.

Por aquella expresión, Tabanelli denunció a Boudou, reclamando $11 millones por daños y perjuicios. Este martes, los jueces de la Sala III de la Cámara Civil y Comercial Federal, Gustavo Recondo, Guillermo Antelo y Eduardo Daniel Gottardi, confirmaron la condena al avalar la resolución firmada en 2019 por la jueza Silvina Andrea Bracamonte y resolvieron que Bodou deberá pagarle $500.000 al empresario (más intereses). 

En el fallo de Bracamonte, la jueza había argumentado que “el demandado, por su condición representante de uno de los tres poderes del Estado, debió obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas, conducta que no resulta compatible con la reiterada calificación de mafioso que realizó, respecto del Sr. Tabanelli, en el marco de una cadena nacional y bajo la investidura de Vicepresidente de la Nación”.

La referencia de la cadena nacional es porque las declaraciones de Boudou se dieron en el marco de una conferencia de prensa que fue replicada por distintos canales de televisión y programas radiales. 

Bracamonte redujo la pena a $500 mil porque sólo tomó el daño generado en aquella conferencia, y no la denuncia que Boudou le había iniciado al empresario.

 

fallo by Mariano Espina on Scribd