La secretaria Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, confirmó anoche que el Poder Ejecutivo enviará al Congreso el proyecto de ley de aborto legal, seguro y gratuito en las próximas semanas y el debate se volvió a abrir entre los que están a favor y los que están en contra. La diputada por Santa Fe, representante del PRO y militante de los "celestes", Gisela Scaglia habló en exclusiva con Data Clave. Consideró que "no corresponde que se debata cada dos años" y que el "aborto no es un tema prioritario hoy". 

 

- ¿Qué expectativas tiene a partir del proyecto?

Gisela Scaglia: La ley tuvo una sanción en senado en el año 2018 por el "no" después de un extenso debate. Creo que no corresponde que se debata cada dos años, pero si efectivamente el proyecto es enviado por el Poder Ejecutivo, volveremos a trabajar a favor de la vida. 

- ¿Qué diferencias hay respecto de la última vez que se discutió el tema?

GS: No conozco el proyecto del oficialismo, aún no fue ingresado en la Cámara Baja.

- ¿Influye que el Gobierno sea el promotor del proyecto, que esta vez venga del Ejecutivo?

GS: Creo que influye porque hay una voz concreta hoy en el Poder Ejecutivo que empuja esta Ley y lamentablemente puede condicionar algunos votos. 

- ¿Cree que es el momento apropiado para enviar la iniciativa al Congreso?

GS: No, la verdad es que este momento de emergencia en salud en la que vivimos no tiene lógica que se envíe el proyecto. Argentina tiene que seguir fortaleciendo su sistema de salud para atender la pandemia que aún no se terminó, los esfuerzos tienen que estar concentrados ahí. Justamente aborto no es un tema prioritario hoy para la mayor parte de la sociedad. Además creo que en este momento no hay necesidad de abrir una nueva grieta en nuestro país. Hay muchos problemas para atender y urgencias que tiene nuestra argentina: pobreza por ejemplo. 

- ¿Qué se sabe de la letra chica del texto del proyecto?

GS: No lo conozco. 

- ¿Considera que la ley va a ser sancionada?

GS: Espero que la razón prime en el Poder Ejecutivo y la ley no la envíen. Aún están a tiempo de dar marcha atrás.