La pandemia del coronavirus no es el único factor que impide la circulación tranquila en la ciudad de Rosario, Santa Fe. Los incendios en islas entrerrianas no se detienen y como resultado el humo tomó por asalto a la ciudad santafesina. Otra vez, y pese a los reclamos y a la orden de la Justicia Federal local para que cese la quema en Victoria, Entre Ríos.

Los primeros en alertarlo fueron los vecinos de San Nicolás, próximos a la ciudad entrerriana de Victoria. Pero en breve el humo invadió Rosario. Es un conflicto que lleva meses y que cuenta con varios antecedentes. En junio la municipalidad rosarina denunció estas prácticas y el martes pasado Entre Ríos se presentó como querellante en la causa que investiga el origen de los incendios. 

“No voy a parar hasta que haya responsables presos”, había declarado el intendente de Rosario Pablo Javkin. A pesar de las advertencias y de la investigación judicial en curso desde el sábado se registró otro foco de incendio en las islas del delta entrerriano.

pablo javkin on Twitter

Días atrás el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, aseguró que el objetivo "es encontrar una solución integral y de fondo al problema de las quemas en el Delta. Si hay que tocar algunos intereses, no importa".

 

Juan Cabandié on Twitter

 

Las denuncias sostienen que los incendios tienen como objetivo fines productivos, ampliar la frontera agrícola y ganadera.