La decisión política es regresar a las clases presenciales. Así lo manifestó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, a sus pares provinciales. No será sencillo y no sobra tiempo, pero en las distintas administraciones ya avanzan para que ello suceda y ya hay fecha tentativa en cada distrito para la vuelta a las aulas, mientras crece el rechazo sindical por un lado y la presión social por el otro. 

Así las cosas, y mientras se discuten los protocolos de la presencialidad, la cartera que conduce Trotta ratificó el mapa de inicio escolar que se había aprobado a fines del 2020, aunque no significa necesariamente en modo presencial.

En ese sentido, hay tres distritos que se anticipan al resto y comenzarían antes de marzo: ciudad de Buenos Aires y Santiago del Estero el 17/2 y Jujuy el 22/2. Luego hay 14 provincias con fecha para el 1 de marzo (incluida Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Tucumán y Corrientes), Formosa el día posterior, Río Negro y Neuquén el 3/3, La Rioja Catamarca y La Pampa el 8/3 y la más demorada es Santa Fe: 15/3. En el caso de Santiago del Estero, el 17 de febrero comenzarían aquellos que tienen que recuperar clases y mediados de marzo el resto de los alumnos, según confirmaron fuentes de la provincia a Data Clave.

 

 

Respecto a la presencialidad, el ministro Trotta aseguró en diálogo con Cadena 3 que imagina “un regreso seguro a las aulas y a las clases en cuanto a la presencialidad, lo que implica poner en valor la experiencia que transitamos este año tan complejo y difícil de pandemia". El 2020 dejó como enseñanza, según el funcionario, que “lo que nos permite el regreso seguro a las aulas son los protocolos y ese es el camino que tenemos que llevar adelante".

Además, precisó que son dos los factores que permitirán intensificar la presencialidad: “Por un lado, a partir de la mejora de los indicadores epidemiológicos, cuanto mejor sean en una provincia y en cada comuna y distrito deberíamos profundizar la cantidad de días y horas que nuestros hijos puedan estar en la escuela". El otro factor, según Trotta, será “la vacunación de los docentes, que son grupos priorizados por nuestro gobierno, y la población en general”.