Hasta el mediodía de este jueves el Gobierno nacional no tenía en carpeta tomar la decisión. Pero los informes que el presidente Alberto Fernández recibió por la tarde, las reuniones que mantuvo con parte de su gabinete y varias comunicaciones telefónicas con el gobernador bonaerense Axel Kicillof, lo llevaron a tomar una medida que, una vez más, generará un enfrentamiento con la ciudad de Buenos Aires. Y un fuerte contrapunto con, al menos, dos de sus ministros.

Desde el lunes y durante dos semanas, la educación en los niveles de jardín de infantes, primaria y secundaria, volverá a ser virtual en CABA y en los municipios del conurbano bonaerense. Según pudo averiguar Data Clave de una importante fuente del Ministerio de Educación de la Nación, el cambio de postura “no fue por razones políticas, ni por la presión de los gremios docentes, fue estrictamente epidemiológico”. 

La decisión se tomó desde Olivos y sin la más mínima coordinación con los principales voceros de Casa Rosada y del resto de los ministerios, que se vieron sorprendidos con el anuncio presidencial. Tras el mensaje de la ministra Carla Vizzotti en la mañana del martes remarcando la importancia de sostener la presencialidad escolar, y las reiteradas intervenciones del titular de la cartera educativa Nicolás Trotta, robusteciendo la misma tesitura, todo hacía suponer que ese tema no estaba en discusión.

Pero las presiones internas de un sector del Frente de Todos y la opinión del propio gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof, partidario de impulsar un cierre total de actividades por un breve período de tiempo en el Área Metropolitana Buenos Aires, inclinaron la balanza a favor de la posición que finalmente terminó imponiéndose.

La reacción del gobierno porteño se conocería este jueves. Pero se anticipa a partir de una decisión que había tomado este miércoles. Horacio Rodríguez Larreta publicó un decreto en cual establece que "el Ministerio de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los organismos bajo su órbita y los establecimientos educativos bajo su dependencia o por él supervisados, son áreas de máxima esencialidad e imprescindibles durante la vigencia de la pandemia COVID-19 (Coronavirus)".

Cómo se gestó la decisión de suspender la presencialidad escolar y la nueva disputa que se abre con la Ciudad

Desde el entorno de Larreta insisten en que “no van a dejar” que el Gobierno nacional cierre los establecimientos educativos de la Ciudad. Pero si la medida anunciada por Fernández se publica como Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) es difícil que, desde lo jurídico, el gobierno del PRO pueda hacer algo para evitar su aplicación. "Un DNU tiene fuerza de ley y por tanto, su alcance excede el marco de cualquier decisión administrativa que pueda tomar la ciudad u otro distrito", observó un abogado constitucionalista consultado por este portal.

En la administración porteña ya expresan malestar por la falta de negociación que hubo respecto a esta decisión. También ese malestar se concentra contra Trotta, debido a que no fue el Consejo Federal Educativo quién resolvió esta medida. Distinto a lo ocurrido la semana previa, no hubo este miércoles encuentros entre funcionarios del gobierno nacional y el porteño. 

Este rechazó ya comenzó a ser acompañado por dirigentes nacionales de Juntos por el Cambio, tal es el caso de Mario Negri, jefe del interbloque opositor en Diputados:

Tweet de Mario Raúl Negri

La medida contradice las declaraciones públicas que el Gobierno dejó trascender horas atrás, en la cual insistían en que esta actividad iba a permanecer presencial. Y las propias afirmaciones de Trotta, ministro de Educación, quien reaccionó con desconcierto cuando se enteró lo que en minutos iba a anunciar su jefe político. 

Trotta insistió en la necesidad de "priorizar la escuela" en su actual esquema de "presencialidad parcial, alternada, cuidada y con protocolos". “No podemos comenzar las restricciones cerrando las escuelas. Si tiene que haber una disminución de la presencialidad para restringir la circulación de personas, no debería implicar la suspensión absoluta de las clases en las aulas como primera medida", había dicho Trotta horas antes del anuncio.

Del mismo modo, la titular de la cartera sanitaria se había expresado en la conferencia de prensa brindada desde Casa de Gobierno durante la mañana. 

Tweet de Nicolás Trotta

Hace apenas unos días, Trotta insistía en que las escuelas no era ámbito de circulación del coronavirus y lo expresaba a través de informes en los que dejaba constancia de la baja incidencia de contagiosidad que el virus tiene en el ámbito escolar:

Cómo se gestó la decisión de suspender la presencialidad escolar y la nueva disputa que se abre con la Ciudad


Decreto publicado este miércoles por el Gobierno porteño

Decreto publicado este miércoles por el Gobierno porteño by Mariano Espina on Scribd