El rebrote está impactando en Argentina y en particular en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El distanciamiento social está vigente hasta el 31 de enero, pero en las últimas horas varias alarmas se encendieron y motivaron reuniones urgentes entre las principales autoridades gubernamentales y sanitarias. Tal como adelantó Data Clave, los “toques de queda” no están descartados. 

Esta metodología es una opción recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), al reconocer que ha ayudado a reducir los niveles de contagios. Y se ha implementado en varios países del mundo, pero incluso ahora está vigente en Chile, y también se ha implementado en provincias y ciudades argentinas. 

Básicamente, lo que se propone es reducir los horarios de circulación, ajustar los cierres en locales gastronómicos y restringir espacios públicos. 

Actualmente, en la provincia de Buenos Aires todos los municipios están en fase 4 o 5 de distanciamiento, con la mayoría de las actividades habilitadas, a excepción de tres distritos, que permanecen en fase 3: Colón, Rauch y Bolivar. 

Y el municipio de Mercedes anunció este miércoles medidas que van en esta línea: reducen horarios de cierre de bares, confiterías, espacios gastronómicos y culturales a la 1 de la mañana. Además, se suspenden shows musicales y culturales al aire público, se suspenden actividades organizadas al aire libre, el fútbol infantil, se posterga el inicio de la liga mercedina y se anunció también el aislamiento de viajeros que vengan del exterior. 

 

Desde el gobierno bonaerense le dijeron a Data Clave que “por ahora no se van a tomar ningún tipo de medidas restrictivas, pero estamos muy alerta a lo está sucediendo”. Aclararon que eso es general, pero que “luego cada municipio según la situación puede tomar medidas restrictivas”.

Toques de queda

A fines de septiembre, cuando la ocupación de unidades de terapia intensiva estaba al límite, Rosario decretó un “toque de queda vehícular” para desalentar las reuniones privadas. Semanas después los casos disminuyeron y también la ocupación en UTI y motivó a levantar la medida.

Algo similar ocurrió a fines de octubre en Neuquén capital, restringiendo la circulación vehicular a partir de las 20 horas, en una medida que fue altamente cuestionada por la ciudadanía. 

En Chile los toque de queda han sido habituales. Y en los últimos días del 2020 se ampliaron. Actualmente el horario se adelantó para las 22 horas en todo el país. Lo que rige también en el país vecino son los cordones sanitarios, con diversas medidas restrictivas por distrito. Pero lo que sí regirá en todo el territorio chileno es la prohibición de los eventos masivos desde las 20 horas del jueves 31 de diciembre hasta las 5 AM del 2 de enero.