Todo sigue igual. Al menos por 90 días. El miércoles por la noche circuló una resolución que este jueves se publicó en el Boletín Oficial: el gobierno prorrogó por 90 días (tal como anticipó Data Clave) la concesión de la Vía Navegable Troncal a Hidrovía S.A. Firmada por Gabriel Katopodis, que asume las tareas del Ministerio de Transporte hasta en tanto se defina al sucesor de Mario Meoni, la resolución reavivó también una fuerte interna en el Frente de Todos, que discute quién debe manejar un negocio superior a US$300 millones anuales. 

Desde este sábado y por 90 días más, los integrantes del consorcio (Jan del Nul N.V, Kocourek S.A., Horacio Albano Ingeniería, Construcciones S.A.C.I.F.I. y EMEPA S.A.) continuarán con los servicios de peaje, operación y mantenimiento del sistema de señalización y tareas de redragado y mantenimiento de los 1.635 kilómetros de río por el cual salen aproximadamente el 80% de las exportaciones nacionales.

Prorrogan por 90 días la concesión de la Hidrovía y resurge el proyecto del “plan estatal”

Era una de las principales banderas de gestión de Meoni, que en noviembre de 2020 frustró los deseos de un sector de la coalición oficialista al convocar a un proceso de licitación para que la Hidrovía continúe en manos privadas por al menos cinco (o diez) años más. 

El proceso aún está vigente y en breve comenzará a dar sus primeros pasos. Pero será un complejo trámite que podría extenderse por un año. Por eso el Gobierno resolvió extender el actual contrato por 90 días más, ante la incertidumbre respecto a que iba a pasar con el río desde este viernes, cuando vencía la concesión actual. Esa duda se saldó, pero ahora se abre una nueva discusión: ¿Qué pasará en 90 días? ¿Los servicios de dragado y balizamiento continuarán en manos privadas? ¿Emerge nuevamente la posibilidad de que el Estado Nacional asuma un rol protagónico? 

Plan Estatal

La firma de Katopodis y su rol transitorio a cargo de Transporte devela las dificultades del Gobierno para reemplazar a Meoni, pese a la garantía que se le dio a Sergio Massa de designar al sucesor. Y esta situación habilitó que un sector del Frente de Todos avance con mayor impulso en el intento de ganar protagonismo en la Hidrovía. Con el aval de Cristina Fernández de Kirchner, el jefe del bloque oficialista del Senado, José Mayans, visitó estos días a Massa para pedirle que se adhiera a esta iniciativa. O que al menos la considere.

Lo que busca Mayans (acompañado por gran parte del kirchnerismo) es que no se liciten todos los servicios de la Vía Troncal. “Se discute que proyecto de país queremos y para quién va a quedar el negocio”, afirman a este medio los impulsores de que el Gobierno revierta su postura sobre la ya convocada licitación pública nacional e internacional. 

“El dragado si podría ser licitado, no así el balizamiento y el peaje”, agregan. Con el balizamiento, sostienen que el Estado podrá ganar terreno en el control de los buques que bajan por el Paraná. Con el peaje, recursos económicos (superiores a US$300 millones por año), que podrían servir para fortalecer la infraestructura de puertos desde Misiones hasta Buenos Aires. Otro argumento es que, con un rol más protagónico, Argentina podría ser más competitiva respecto a Paraguay y Uruguay. Las condiciones vigentes (entre ellas las laborales) firman con banderas de los países vecinos la mayoría de los buques que navegan por la hidrovía. 

“Hay que dejar que fluya un poco . De todos modos hay que ver cómo encararlo sin tensionar demasiado”, dice un senador que acompaña el proyecto de Mayans pero de perfil más moderado que el formoseño. “Hay margen para avanzar, somos el oficialismo”, aseguró.

De todas formas, no es un negocio sencillo. En la propia resolución publicada este jueves el Gobierno reconoce “la insuficiencia de los recursos del Estado para asumir la ejecución por sí de los trabajos de dragado, balizamiento”. 

Pero el reclamo no es exclusivo del kirchnerismo. "Más que nunca es imprescindible convocar una  consulta popular para que la Argentina recupere el control, la administración y la recaudación de las riquezas que se van por el Paraná", aseguró Carlos del Frade, Diputado Provincial del Frente Social y Popular de Santa Fe, a Data Clave. 

“El plan estatal es un delirio. La cuestión del dragado es muy costosa y hay muy pocos operadores que lo hacen. La licitación va a hacerse rápido, los pliegos ya están hechos y no hay razón para demoras”, insistió días atrás una alta fuente del Gobierno, de diálogo permanente con el presidente Fernández.

Lo resuelto por Meoni era acompañado por el Presidente, que había desistido de la creación de la empresa estatal, proyecto que había sido anunciado en agosto del 2020 pero que finalmente se frustró. Se frustró para convertir la participación del Estado Nacional y las siete provincias involucradas (Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones) en un organismo de control.

Además, el presidente había ratificado la vocación de convocar a una nueva licitación, pero con nuevos actores, para desplazar a las empresas que estos 25 años manejaron el millonario negocio. Entre ellas EMEPA, de Gabriel Romero, que se presentó años atrás ante Claudio Bonadio como arrepentido y aseguró haber pagado US$600 mil al gobierno de CFK para garantizar la continuidad de la concesión. Actualmente Romero está procesado, a la espera del juicio oral.

El apuntado Romero también seguirá en el negocio los próximos 90 días. No obstante, la resolución aclara que “esta prestación se efectuará con carácter precario y podrá ser revocada, en cualquier momento sin que se genere derecho subjetivo, derecho en expectativa o precedente invocable alguno a favor del operador”.

Futuro de la hidrovía

En esta nueva convocatoria licitatoria, se abrió un juego que convoca a empresas de todo el mundo. Entre otras, figuran el Consorcio neerlandés Boskalis Dredging International (con el aval de la reina Máxima Zorreguieta), también de los Países Bajos Royal Van Oord y, entre otras, la china CCCC Shanghai Dredging. La licitación será en tramos, a diferencia de la actual concesión, que concentra todos los servicios de la Vía Troncal.

En tanto, sigue el trabajo del Consejo Federal de la Hidrovía, el ámbito creado por Meoni que integran las provincias, cámaras empresariales, sindicatos y universidades, con el objetivo de supervisar la licitación pero también de promover iniciativas para el desarrollo productivo del país. 

Serán entonces 90 días más de negociación, de tensiones, y de intensos debates en el interior del frente oficialista

RS-2021-37226084-APN-MTR by Mariano Espina on Scribd